X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.

ARTICULOS

Ene.Museo Nacional de la Energía

Abre sus puertas el mayor espacio de divulgación de la energía de Europa.

Compartir: 

El Gobierno de España, a través de la Fundación Ciudad de la Energía, está poniendo en marcha en Ponferrada (León) el Ene.Museo Nacional de la Energía. Su objetivo principal es acercar la ciencia a las personas y contribuir al desarrollo de la comarca de El Bierzo. Para ello, se invertirán alrededor de 100 millones de euros en total, de los que 65 millones se dedican a la ampliación y restauración de la Sede Central situada en la antigua central térmica de Compostilla I de mediados del siglo pasado. 18 millones de euros han sido utilizados para la restauración y recuperación de la Térmica, y la cantidad restante se destina a infraestructuras, viales, aparcamientos y entorno.

Vista aérea del Museo

Ene.Museo Nacional de la Energía ha abierto sus puertas el 14 de julio de 2011 y será un espacio participativo, innovador y enclavado en un lugar en el que la energía ha sido la protagonista de la vida de las personas desde hace siglos. Entre sus objetivos, Ene. Museo Nacional de la Energía, aspira a situarse como el mayor espacio de divulgación de la energía de Europa, así como en un importante recurso turístico para la comarca de El Bierzo.

Imagen aérea del Museo

La Sede Central será la infraestructura más importante del Ene.Museo Nacional de la Energía. El proyecto apuesta por la reutilización del espacio respetando su aspecto y recuperando su interior para acoger los contenidos temáticos. La temática principal presente en sus exposiciones será la energía y se desarrollará en diferentes niveles, a través de más de 9.000 metros cuadrados de recorrido libre.

Interior del Museo y acto de inauguración del mismo

La primera instalación, Ene.térmica, donde se cuenta la relación entre el carbón y la generación de energía, tendrá acceso gratuito hasta el mes de septiembre. Además se ofrecerán más de 350 horas de actividades de ocio y cultura durante el verano.

Sala de turbinas en el Museo

El museo se compone de tres sedes principales:

ENE.TÉRMICA 

Se trata del primer espacio del museo que ha sido inaugurado este mes de julio. Ene.térmica, ubicada en una antigua central abandonada construida entre 1920 y 1930, se ha transformado en el lugar donde se contará la relación del carbón con la energía desde los puntos de vista tecnológico y social. Su restauración, recientemente terminada, se ha realizado respetando completamente los elementos originales de la central y ha posibilitado la recuperación, para nuevos usos culturales, de una de las joyas del patrimonio minero español. Ene.térmica se compone de tres espacios principales: El Muelle de Carbones, la Nave de Calderas y la Nave de Turbinas.

Sala de turbibas del Museo

En el muelle de carbones se descargaban, manualmente, los vagones de carbón procedentes del lavadero. El material resbalaba por la pendiente acumulándose sobre el sistema de tolvas, y gracias a un sistema de cintas transportadoras, era reconducido hasta el siguiente edificio, la Nave de Calderas, destinado a la combustión del carbón. Éste es uno de los edificios más emblemáticos del conjunto arquitectónico de la Central. Los muros de cierre de ladrillo rojo, los grandes ventanales y las cuatro esbeltas chimeneas que coronan el edificio, son los culpables de una personalidad única que identifica y representa a la Térmica.

Finalmente el material llegaba a la Nave de Turbinas, edificio donde se alojaba toda la maquinaria que hacía posible la producción de electricidad. Ésta se generaba gracias al vapor que llegaba desde la Nave de Calderas, el edificio contiguo. Unos enormes ventanales que llenan de luz este espacio y su destacada altura, necesaria para que el puente grúa pudiese levantar los enormes pesos de las turbinas, son las características más singulares del edificio.

Interior del Museo

Ene.térmica cuenta además con otras dos construcciones singulares, el edificio del Trafo, en el que actualmente se hace la recepción de visitantes y que antiguamente albergó parte de los transformadores de la central, y el de la antigua central de 1920, hoy reconvertida en Cafetería y Aula Didáctica, que antiguamente abastecía de electricidad a los talleres, lavaderos y oficinas de la central.

ENE.CENTRAL 

La infraestructura más importante del museo será su Sede Central, cuyas obras de rehabilitación han comenzado recientemente. Se ubicará en la antigua central térmica de Compostilla I que estuvo operativa desde 1949 hasta el año 1974, y ha sido determinante en la vida, el paisaje y el desarrollo de la zona.

El edificio albergará tres exposiciones principales que abordarán la energía como motor de vida en la Tierra y el uso y sus consecuencias por parte de los seres humanos. Centrada en el modelo de la sociedad de consumo, la primera exposición se denomina “Energía en tu Vida”. En ella se tratan las consecuencias e impactos de este modelo de desarrollo y la novedad de nuestro tiempo, un impacto planetario: el cambio climático. También se plantea en esta exposición la pregunta de si existe otro modelo alternativo que reduzca dicho impacto o si podemos, de alguna forma, minimizarlo, a través del desarrollo de tecnologías y el cambio de valores de la sociedad en conjunto.

La segunda exposición se denomina “Energía en la Naturaleza”. Todo en ella gira en torno a las diferentes fuentes de energía en nuestro planeta. Con una base común: el Sol. El Sol es la estrella que posibilita la vida y el protagonista indiscutible de esta infraestructura. Y es que casi toda la vida en la Tierra depende de la transformación de la energía lumínica en energía química mediante la fotosíntesis, por lo que se merece un primer plano. También encontraremos en la exposición la obtención de otras fuentes de energía como la “energía solar enterrada” o la de los combustibles fósiles, la energía de los minerales radiactivos, y la energía interna del planeta, resultado de su origen.

En la tercera exposición, denominada “Cara y Cruz de la Energía”, encontraremos el planteamiento del progreso humano basado en el dominio de la energía. Todos sus elementos y materiales estarán enfocados hacia el uso y las transformaciones de la energía que han constituido los verdaderos hitos de este progreso.

ENE.BOSQUE

Ene.bosque será la tercera infraestructura del Museo Nacional de la Energía. Se trata de un jardín botánico interior, un espacio vivo de unos 1.000 m2 que recreará algunos de los ecosistemas similares a los que existían en la Península Ibérica hace 300 millones de años, durante el periodo de formación de los yacimientos de carbón. Un momento en el que la posición geográfica de lo que hoy es nuestra Península era ecuatorial y contábamos con un clima permanentemente cálido y húmedo.

Para ello se ha proyectado la construcción de una cúpula natural transitable cuya estética permite su integración en el paisaje y un uso lúdico y placentero del entorno del Museo. A Ene.bosque se accede descendiendo de una manera natural hasta el punto más bajo de la construcción donde nos encontraremos con un vestíbulo de acceso iluminado por los plegamientos del terreno. Al entrar en este vestíbulo, comienza un viaje en el tiempo.

A través de la transformación de espacios, el uso de la luz y el apoyo de una tecnología multimedia interactiva, Ene.bosque transportará al visitante a una realidad distinta en la que otras especies de animales y plantas poblaban el planeta.

La puesta en marcha de este proyecto, denominado “Origen” por sus creadores (Arquitectura Enguita & Lasso de la Vega e Inés Ingenieros), se llevará a cabo en 2013.

ARTÍCULOS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> 40

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE