X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.

EVENTOS

XII Congreso Iberoamericano de Urbanismo

Ecología y Ciudad: Buscando modelos urbanos más sostenibles.
Compartir: 

AETU (Asociación Española de Técnicos Urbanistas) y la Junta de Castilla y León organizan la celebración del XII Congreso Iberoamericano de Urbanismo en Salamanca durante los días 16, 17 y 18 de octubre de 2006, con la colaboración del Ayuntamiento de Salamanca, la UCCI (Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas), las Asociaciones Profesionales de Urbanistas de Iberoamerica y Portugal, las Universidades y los Colegios de Arquitectos de Castilla y León.

El Congreso Iberoamericano de Urbanismo se celebra con periodicidad bianual desde 1984. Sus sedes anteriores han sido Sevilla (1984), Tlaxcala(1986), Barcelona(1988), Santiago de Cuba (1990), Valencia (1992), Montevideo (1994), Pamplona (1996), Porto (1998), Recife (2000), Zaragoza (2002) y San Juan de Puerto Rico (2004), donde a propuesta de AETU y la Junta de Castilla y León, fue aceptada la candidatura de Salamanca para el siguiente congreso.

La sede del evento será el Palacio de Congresos de Castilla y León, conjunto arquitectónico de gran funcionalidad y situado en el centro histórico de la ciudad.

Ecología y Ciudad. Buscando modelos urbanos más sostenibles

Ecología es una palabra cuyo significado literal procede del griego oikos (casa o hábitat) y de logos (saber o ciencia), etimológicamente nos acerca a un “saber sobre el hábitat”. Introducido el concepto inicialmente por el biólogo Ernts Haeckel en 1868 para describir el estudio de las relaciones entre los seres vivos y su ambiente natural, la Ecología ha sido vista por pensadores como Edgar Morin como una verdadera “ciencia nueva”, determinante para interpretar nuestra sociedad y su futuro.

El urbanismo es hoy consciente de que no puede prescindir del enfoque ecológico, pero necesita acercarse a él con más solvencia. Tengamos además en cuenta, como L. Wirth anticipaba en su “Urbanization as a way of life” (1938), que la urbanización es un fenómeno que penetra en el territorio en su conjunto y lo transforma todo. Hoy de manera global. Si en el año 2000 el 50% de la población mundial ya vivía en ciudades, se prevé que en el año 2025 será ya el 75% del total, con más de 500 ciudades mayores de 1 millón de habitantes.

Iberoamérica es una realidad diversa y configurada por un conjunto de territorios profundamente urbanizados. El extraordinario contraste entre los diferentes países convocados al Congreso, de Europa, de América del Norte y del Sur, ofrece una oportunidad excelente para hacer diagnósticos variados y, a la vez, encontrar estrategias urbanísticas más útiles y más eficientes.

El perfil ecológico de las ciudades y de las acciones urbanísticas va a ser determinante. No en vano la propia la Ley 5/1999 de Urbanismo de Castilla y León incorpora con ambición el concepto de desarrollo urbano sostenible y señala en su Exposición de Motivos, refiriéndose a la Declaración de Río y a varios documentos de la Unión Europea, que el principal “reto del urbanismo futuro será su transformación en sentido ecológico...”.

Efectivamente, la Cumbre de la Tierra celebrada en Río en 1992 dió un impulso definitivo a la voluntad de fomentar un desarrollo más sostenible: “un desarrollo económico responsable hacia la sociedad, protegiendo simultáneamente los recursos fundamentales y el medio natural en beneficio de las generaciones futuras”.

También somos cada vez más conscientes de lo que sintéticamente recogía el Grupo de Expertos de la U.E. sobre Medio Ambiente Urbano, en su informe “Ciudades Europeas Sostenibles” (1996): “...el desarrollo sostenible es un concepto más amplio que el de protección del medio natural, ya que implica una preocupación por las generaciones futuras y por la salud e integridad del ambiente a largo plazo... implica también preocupación por la calidad de vida (no sólo del aumento de los ingresos), por la igualdad de las personas en el presente (incluida la lucha contra la pobreza), por la desigualdad intergeneracional (las personas del futuro merecen un medio ambiente que sea, como mínimo, tan bueno como el que tenemos actualmente, si no mejor) y por el aspecto social y ético del bienestar humano.

Presupone también que el desarrollo sólo debe continuar en la medida en que los sistemas naturales lo puedan soportar... Es evidente que la búsqueda del desarrollo sostenible requiere la integración de los diferentes aspectos de las políticas urbanas en un marco globalizador”.

Sin embargo también sabemos que, aunque estas ideas parecen ya pertenecer a todos y a pesar de muchos esfuerzos concretos, incluidos los programas oficiales, falta todavía mucho por hacer. En concreto, los modelos y modos de urbanización dominantes, las prácticas habituales de construcción y de transformación de la ciudad están muy lejos de esos objetivos. El tema de este Congreso, centrado en la ecología, y por lo tanto en la disciplina que aborda el conocimiento científico de nuestro hábitat, propone un debate sobre ideas y experiencias que expresen o conduzcan a logros específicos, que demuestren caminos viables, métodos y resultados generalizables.

El Congreso se propone, por lo tanto, como un espacio de encuentro en el que sea posible mostrar nuevos caminos para las ciudades y el urbanismo de Iberoamérica, caminos que sirvan para mostrar las estrategias que conducen a un desarrollo urbano ecológicamente fundado y más sostenible. “Ecología y Ciudad. Buscando modelos urbanos más sostenibles”

Compartir: 

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

banner
TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE