X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.
banner

NOTICIAS

ADECES cuestiona algunas de las iniciativas presentadas por el Ministerio de Industria para reducir el consumo energético.

Compartir: 

ADECES (Asociación Pro Derechos Civiles Económicos y Sociales) ha analizado las medidas propuestas recientemente por el Ministerio de Industria para reducir el consumo energético, las emisiones de CO2 y la dependencia energética de España. La asociación reconoce la voluntad del ministerio de primar la eficiencia, pero considera que las medidas anunciadas plantean numerosas incógnitas en su ejecución y algunas de ellas son una muestra inequívoca de una incorrecta asignación de los recursos públicos, por ejemplo, el regalo de una bombilla por hogar en 2009 y otra en 2010 o las que priman a las grandes empresas y grupos industriales.

Una de las medidas más difundidas es el regalo de dos bombillas de bajo consumo por hogar en los próximos dos años y el intercambio de 2 bombillas incandescentes por una de bajo consumo hasta un total de 6 millones.

ADECES no comparte esta iniciativa porque las administraciones públicas deben promover medidas o diseñar políticas públicas en aquellos ámbitos a los que el mercado no puede dar respuesta o los ciudadanos no pueden abordar. La adquisición de bombillas de bajo consumo, con un coste que oscila entre los 4 euros y los 8, no representa un gasto inaccesible para las economías domésticas.

Por otra parte, los efectos que se logran con esta medida (29 millones de bombillas de bajo consumo) equivalen, según el propio Ministerio al consumo energético de 60.000 hogares, es decir, el 0,42% del censo de hogares. Algo que se podría conseguir igualmente con la rehabilitación de 226.000 viviendas, según los criterios del CTE térmico o 200.000 si las condiciones térmicas de los edificios fueran un poco más exigentes. Por cierto, las bombillas tienen una vida útil de aproximadamente 5 años; la rehabilitación de 40 años. Y aquí sí, las ayudas públicas son necesarias porque muchos ciudadanos no pueden afrontar los costes de rehabilitación de su vivienda o participar en la de su edificio.

Tampoco comparte ADECES la duplicación de fondos (120 millones de euros) destinados a los proyectos estratégicos de las grandes empresas y grupos industriales porque son una muestra inequívoca de incorrecta asignación de los recursos públicos que la asociación no comparte, ya que discrimina a otras iniciativas, igualmente estratégicas en pro de la eficiencia energética, pero que pueden tener otros destinatarios.

Rechaza también ADECES, el impulso al desarrollo de empresas de Servicios Energéticos que contarán con financiación y contratación pública. Entiende la asociación que en el actual contexto energético la existencia de este tipo de empresas esta garantizada por el mercado y de hecho ya existen sin necesidad de favorecer su crecimiento con actuaciones de otro tipo que serán fuente de conflictos futuros.

Las incógnitas sobre la ejecución

Por otra parte, un 20% de las medidas que contempla el plan del Ministerio de Industria implican necesariamente la colaboración de otras administraciones y una dotación presupuestaria hasta ahora inconcreta: carriles bici, extensión de horarios del metro, etc. Otras son declaraciones de carácter estrictamente político que deberán articularse desde la Comisión Europea como, por ejemplo, la eliminación del mercado de bombillas incandescentes en el 2012 (medida que refuerza la idea de que las iniciativas para promover el uso de las bombillas de bajo consumo representan una mala asignación de los recursos públicos).

Propuesta de ADECES

En el capítulo de propuestas, ADECES sugiere al Ministerio de Industria que:

  • En colaboración con otros departamentos del Gobierno, fomente la revisión urgente del CTE por parte del Ministerio de Vivienda, una regulación que nació, con el anterior Gobierno, con un retraso de 4 años, provocando que casi 2.800.000 viviendas llegarán al mercado con una regulación térmica escasamente exigente. Si esas viviendas hubieran llegado al mercado con las condiciones del CTE se habría eliminado el consumo energético de 743000 viviendas, aproximadamente el 5,30% del total de hogares de España. Y si hubiesen llegado en condiciones homologables a otros países de la UE habría sido como eliminar el consumo de 840.000 viviendas, es decir, el 6% del parque.
  • Incremente las ayudas y las exigencias térmicas de la rehabilitación de edificios, por ejemplo, a través de promover créditos a interés del 0%.
  • Establecer un plan de reforma de edificios de la Administración General del Estado (y no sólo edificios nuevos) para que mejoren su comportamiento energético.

Finalmente ADECES, comparte el resto de medidas propuestas por el Ministerio.

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 1184

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE