X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.
banner

NOTICIAS

BSI y Factor CO2 animan a las compañías a evitar el "greenwashing" y muestran los beneficios de la gestión y compensación de la huella de carbono.

Compartir: 

British Standards Institution (BSI) y Factor CO2 han celebrado esta mañana en Bilbao una jornada profesional sobre gestión y verificación de huella de carbono, basadas en las normas PAS 2050 y PAS 2060. Bajo el lema ‘Emisiones Cero’, las organizaciones han impartido un seminario en el que han abordado, junto a otros expertos y responsables en gestión medio ambiental, cómo empresas y organizaciones pueden reducir y neutralizar la huella de carbono, manteniendo el crecimiento del negocio y alcanzando otros objetivos, como la mejora de la imagen de marca y la diferenciación ante competidores.

David Díaz, director regional de BSI, mostró a directivos y empresarios cómo “la gestión de la huella de carbono debe ser una preocupación más en la agenda de toda empresa, administración u organización de cualquier índole”, “ya que se ha convertido en un reclamo cada vez más exigente por parte de consumidores, clientes, proveedores y la sociedad en general”.

David Díaz habló sobre una técnica que toda organización debe evitar, el ‘greenwashing’, una práctica que utilizan ciertas compañías para dar un giro a la presentación de sus productos y/o servicios, haciendo ver que son respetuosos con el medio ambiente a través de un cambio de forma, pero no de fondo, con lo que se convierte en un uso engañoso de la comercialización verde.

Por el contrario, Díaz insistió en “la importancia de desarrollar planes de gestión de huella de carbono a través de normas de uso internacional, como son los estándares PAS 2050 y PAS 2060, que pueden certificar ante clientes, proveedores y consumidores, el cálculo y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) derivados del ciclo de vida de productos, servicios, eventos o cualquier proyecto o actividad de una organización”.

Por su parte, Kepa Solaun, socio-director de Factor CO2, también ha insistido durante su intervención en que “la compensación de emisiones de GEI se basa en la posibilidad de realizar proyectos que reduzcan una cantidad equivalente de emisiones que no se han podido reducir internamente, pero no se trata de comprar activos o donar dinero a proyectos, organizaciones u ONG”.

Para ello, Solaun ha destacado que actualmente “existe un número muy elevado de iniciativas en relación a la huella de carbono y la compensación de emisiones, como la PAS 2050 y la PAS 2060”, normas que, ha destacado, “establecen varias rutas para la consecución del status de neutralidad en emisiones”.

La huella de carbono de la Administración Pública Por su parte, Francisco Olarreaga, director de Planificación Ambiental del Gobierno Vasco, abrió la jornada dibujando un diagnóstico general de la Administración Pública Vasca en materia medio ambiental, sobe el que destacó que “el cambio climático es la cuestión ambiental que más preocupa a la sociedad” (señalado por el 45% de la población), que “para la mayor parte de la población, la industria es la principal responsable de este cambio” y que “el 60% de la población cree que la conducta de las administraciones es poco ejemplar en este ámbito”.

Asimismo, el director señaló que “la actual crisis económica ha reducido la preocupación por el medio ambiente porque las cuestiones económicas y de empleo han pasado a primer plano, a muchísima distancia del resto”, así como desveló que “desde las Administraciones no se hace todo lo que se debiera en esta materia”.

Por ello, Olarreaga ha señalado entre los objetivos estratégicos del Gobierno Vasco para 2020, posicionar Euskadi como una economía ecoeficiente, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y mitigar los efectos del cambio climático, metas que el gobierno pretende conseguir a través de una estrategia de desarrollo sostenible y un proyecto de ley que recoge aspectos como los ‘presupuestos del carbono’ con políticas de reducción de GEI en las Administraciones Públicas e informes periódicos de seguimiento.

Estrategias empresariales para reducir la huella de carbono

Urko Urbizu, jefe de Gestión Energética y Reducción de CO2 de Petronor, abordó durante la jornada la estrategia de carbono diseñada por la petrolera de aquí a 2020, un programa que incluye planes de verificación de inventarios de GEI y la búsqueda de oportunidades de reducción de GEI, y que pretenden alcanzar a través del desarrollo de prácticas y soluciones de gestión propuestas por normas internacionales de certificación.

Entre los objetivos estratégicos de la petrolera, Urbizu destacó “alcanzar una reducción del 15 por ciento de las emisiones de CO2 en el año 2016 respecto al año 2010’’, a través de líneas estratégicas como las mejoras operativas, de diseño o la actualización tecnológica.

Asimismo, el representante de la petrolera destacó, entre los beneficios de los planes de gestión de la huella de carbono, “la mejora en gestión de riesgo del negocio, de la imagen de marca, la oportunidad creativa de creación de valor y el aporte de un elemento dinamizador a la compañía”.

Como último ponente, Catherine Milhau, directora del Departamento de Coordinación y Desarrollo de Medio Ambiente de FCC, mostró a los asistentes otro caso práctico de gestión de huella de carbono, la estrategia del grupo FCC frente al cambio climático, una compañía que, actualmente, se encuentra en proceso de verificación del cálculo de su huella de carbono.

Para ello, Milhau desgranó los objetivos específicos de la compañía en esta materia, como sentar las bases para el cálculo de la huella de carbono en cada una de las áreas de FCC, analizar la vulnerabilidad de cada sector de la organización frente a los impactos del cambio climático, definir un plan con líneas de actuación precisas y sus retos y oportunidades, así como comunicar interna y externamente los resultados de la estrategia.

Bankinter y Aclima fueron otras de las empresas que participaron en la jornada a través de su experiencia en gestión de huella de carbono, que pudieron aportar en la mesa redonda que se celebró a posteriori junto con los demás ponentes y organizadores del seminario.

Gestión de Huella de Carbono a través de las Normas PAS 2050 y PAS 2060

La huella de carbono describe la cantidad total de emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero (GEI) causados directa o indirectamente por un individuo, organización, evento o producto a lo largo del ciclo de vida del mismo, con lo que refleja el impacto medioambiental derivado de los procesos de creación, transformación, transporte, suministro, reciclaje o disposición de bienes y servicios de empresas, gobiernos o comunidades.

En este contexto, BSI ofrece soluciones prácticas para calcular y neutralizar la huella de carbono de todo tipo de organizaciones, incorporando en su portafolio estándares de uso mundial como son las normas PAS 2050 (Norma para la Gestión de la Huella de Carbono) y la PAS 2060 (Norma para la Neutralización de la Huella de Carbono), que permiten no solo reducir y neutralizar la emisión de estos gases nocivos contribuyendo al equilibro

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 1183

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE