X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.

NOTICIAS

Calefacción por pared radiante con tubos de cobre: una solución eficiente para viviendas.

Compartir: 

Aunque en España la calefacción por pared radiante con tubos de cobre hoy en día es poco conocida, se trata de un sistema popular en otros países europeos como Alemania, líder en la edificación sostenible. Su tecnología y eficiencia se basan en una solución que ya ha demostrado su eficacia: la calefacción por suelo radiante a baja temperatura. Existen varios sistemas de calefacción por pared radiante que ofrecen una manera de mejorar la eficiencia energética en el hogar.

Instalación de un sistema de calefacción por pared radiante con tubos de cobre © Wieland

Estos sistemas pueden adaptarse a casi cualquier proyecto permitiendo ahorrar energía gracias a su funcionamiento a baja temperatura y a la excelente conductividad térmica del cobre. Asimismo, la calefacción por pared radiante con tuberías de cobre ofrece una mayor calidad del aire en el interior de los hogares, mientras que la durabilidad y la resistencia del cobre aseguran una larguísima vida útil, sin necesidad de un mantenimiento rutinario.

Calefacción eficiente para edificios de bajo consumo energético

La calefacción por pared radiante es una solución especialmente adecuada para proyectos de mejora de la eficiencia y de reducción del consumo energético en los hogares. Al igual que ocurre con la nueva generación de sistemas de calefacción por suelo radiante, la calefacción por pared radiante con tubos de cobre funciona a baja temperatura (alrededor de 30 °C), lo que permite ahorrar energía al mismo tiempo que se mejora la eficiencia de la calefacción. Se estima que por cada grado que se reduce la temperatura, se ahorra alrededor de un 6% en la factura de la calefacción.

Además, gracias a la conductividad térmica del cobre (que, por ejemplo, es casi 1.000 veces mejor conductor que el plástico), el sistema no presenta prácticamente inercia térmica, lo que disminuye la pérdida de energía. En cuanto a la generación de calor, la red de tuberías de cobre también permite un uso óptimo de fuentes de energía renovables, como los paneles solares y los sistemas de energía geotérmica.

Distintos sistemas para satisfacer todas las necesidades y proyectos

La calefacción por pared radiante con tubos de cobre es un sistema flexible e invisible, apropiado tanto para una vivienda nueva como para una reforma. Se trata de una alternativa a la calefacción por suelo radiante sobre todo en proyectos donde los espacios bajo el suelo están limitados o las estructuras de carga son débiles. Este tipo de calefacción presenta dos sistemas distintos.

El primer sistema está disponible en módulos pre-ensamblados de varios tamaños, que se adaptan a cualquier habitación, tanto en dimensiones como a nivel de rendimiento. Los módulos pueden ser fijados a la pared, que luego se cubre con un revestimiento, o bien directamente a la parte trasera de las placas de yeso.

Otro método de instalación consiste en colocar las tuberías de cobre en las paredes con un diseño en forma de caracol. Las tuberías de cobre se fijan a las paredes, que se cubren previamente con paneles de aislamiento térmico y acústico. Para finalizar, las paredes con las tuberías son enyesadas o, preferiblemente, cubiertas con yeso proyectado, ya que mejora la hermeticidad del edificio.

El cobre: un material esencial para la fiabilidad de este sistema

No es casualidad que el cobre sea idóneo para esta aplicación: es el material para tuberías más usado en Europa en los sistemas de agua caliente y calefacción y cuenta con el reconocimiento de los profesionales por su alta resistencia al paso del tiempo y su fiabilidad, probada durante muchas décadas por millones de hogares en los que se han instalado tuberías de cobre.

Completamente impermeable al oxígeno, el cobre asegura la estanqueidad del sistema, y sus propiedades antimicrobianas inhiben el crecimiento de microorganismos que pueden obstruir el sistema. Un sistema de calefacción por pared radiante con tubos de cobre no requiere de un mantenimiento rutinario, ni barreras antidifusión de oxígeno. Además, la maleabilidad del cobre facilita el manejo y la instalación del sistema.

Calefacción saludable para un confort óptimo, tanto en verano como en invierno

Los sistemas de calefacción por pared radiante con tubos de cobre, al igual que la calefacción por suelo radiante, proporcionan un calor confortable, uniforme y estable que puede regularse para cada estancia, con una inercia térmica mínima. El agua caliente que circula por las tuberías de cobre aumenta la temperatura de la pared y la radiación emitida calienta la habitación. Con este sistema se evitan las zonas frías, una baja temperatura a nivel del suelo así como variaciones de temperatura importantes. En verano, el sistema es reversible: puede utilizarse para enfriar y permite disminuir la temperatura en torno a 2 o 3 grados.

Además de la sensación de confort que aportan, los sistemas de calefacción por pared radiante también ayudan a mejorar la calidad del aire en el interior de los hogares, evitando que el aire se seque demasiado. Con la ausencia de corrientes de aire por convección, se elimina el movimiento de polvo y partículas. En invierno, el sistema mantiene secas las paredes y previene la formación de moho y, en verano, el agua fría que circula por las tuberías de cobre disminuye la temperatura de las habitaciones sin ninguna condensación en paredes y techos.

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 1183

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE