X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.
banner

NOTICIAS

Deloitte-APPA: "Estudio Macroeconómico del Impacto de las Energías Renovables en la Economía Española".

Compartir: 

El sector de las energías renovables tiene un impacto muy favorable en la economía y la sociedad española, según las conclusiones del “Estudio del Impacto Macroeconómico de las Energías Renovables en España”, elaborado por la consultora Deloitte para la Asociación de Productores de Energías Renovables–APPA. El estudio ha sido presentado por José María González Vélez, presidente de APPA, y por Enrique Doheijo y Jesús Aguirre, de Deloitte, a más de cuatrocientos representantes de los diferentes sectores de la economía española. Al acto de presentación también ha asistido el Director General de Política Energética y Minas, Antonio Hernández García.

El Estudio evalúa cuantitativamente el impacto derivado del desarrollo de las energías renovables en España en términos económicos, sociales, medioambientales y de dependencia energética en el periodo 2005-2008. Incidencia y previsión de evolución de las renovables en el PIB El impacto económico del sector de las energías renovables referido al PIB de la economía española se concreta en una contribución total en 2008 de 7.315 millones de euros (0,67% del PIB de España). El crecimiento del sector de las energías renovables en los cuatro años analizados en el Estudio (2005 a 2008) ha alcanzado el 55% en términos de PIB. En el último año, 2008, el incremento del PIB fue del 37%. Las tecnologías renovables con mayor contribución al PIB en 2008 fueron la eólica (51,99%), la fotovoltaica (21,67%), la biomasa (15,07%) y la minihidráulica (7,21%).

El estudio elaborado por Deloitte analiza los últimos datos disponibles, referidos a 2007, en los que se constata que las renovables superaron en aportación al PIB a sectores como la Pesca, Cuero y Calzado, y Madera y Corcho.

Los principales motores de crecimiento de la contribución sectorial al PIB serán, en el corto plazo, 2010, el aumento de la potencia eólica hasta alcanzar el objetivo de 20.155 MW y el aumento de la utilización de biocarburantes hasta conseguir el objetivo del 5,83% en el consumo. A largo plazo, el motor de crecimiento será el impacto que tendrá la Directiva Europea 2009/28/CE relativa al fomento del uso de energía procedente de fuentes renovables, que en el caso de España fija un objetivo del 20% en 2020.

De la exportación al impacto fiscal y a la I+D+i El importante desarrollo de algunas de las principales tecnologías renovables ha supuesto la creación de potentes sectores industriales de fabricación de equipos y componentes asociados a estas tecnologías con un fuerte perfil exportador. Según el análisis realizado por Deloitte, en 2008 las exportaciones asociadas a las energías renovables ascendieron hasta los 3.863 millones de euros. Descontadas las importaciones, las exportaciones netas significaron más de 1.227 millones de euros. El Estudio ha identificado más de un centenar de grandes empresas españolas con fuerte presencia en los mercados exteriores. Sólo las seis más importantes poseen aproximadamente 27.000 millones de euros en activos fuera de España.

En el capítulo de aportaciones fiscales, el sector de las energías renovables ha sido contribuidor neto durante todos los ejercicios del periodo analizado (2005-2008). Así, la balanza fiscal neta de las renovables fue de 404 millones en 2008. El de las energías renovables es un sector en crecimiento e innovador como lo demuestra el esfuerzo que dedica en el campo del I+D+i con respecto a su volumen de negocio. Sólo en 2008, el sector dedicó a esta actividad el 6,6% del PIB sectorial, cifra 5 veces superior a la media nacional (1,3%).

Empleo, alta productividad y reducción de GEI

El crecimiento del sector en los últimos años ha supuesto un importante impacto en términos de empleo, creciente cada año de los analizados en el estudio hasta alcanzar la cifra de 120.722 personas en 2008, de la que 75.466 corresponden a empleos directos y 45.257 a empleos inducidos.

El Estudio arroja el dato significativo de que el sector de las energías renovables es muy intensivo en mano de obra, por lo que genera más empleo que la media del sector de la energía por unidad de PIB creada. Además, los trabajadores del sector español de renovables alcanzan, de media, un 31 % más de productividad que los del conjunto de la economía.

El impacto medioambiental de la producción de electricidad con fuentes de energía renovables evitó en el periodo 2005-2010 la emisión a la atmósfera de más de 84 millones de toneladas de CO2 equivalentes. Sólo en 2008 las renovables evitaron la emisión de 23,6 millones de toneladas, un 5,7% del total de las emisiones de CO2 de España. En términos económicos, el impacto del ahorro en derechos de emisiones de CO2 en 2008 fue de 499 millones de euros El análisis realizado demuestra que las renovables evitaron también la emisión de 18.600 toneladas de NOx y de 34.300 toneladas de SO2, ambos gases nocivos para las personas, los animales y el medioambiente. En 2010 se podría evitar la emisión de 26.100 toneladas de NOx y 54.500 toneladas de SO2

Importaciones evitadas, dependencia energética y riesgo de suministro

La generación de electricidad mediante energías renovables sustituye la producción mediante combustibles fósiles, lo que permite a España reducir sus importaciones de estos combustibles de forma relevante. En 2008, las energías renovables sustituyeron 40.700 GWh de producción de electricidad con combustibles fósiles, lo que supone el 13,4% de la electricidad total generada en España. En términos de dependencia energética, el sector de renovables evitó que se importaran más de 10 millones de toneladas equivalentes de petróleo (teps) en 2008, lo que supuso un ahorro de importaciones de combustibles fósiles por valor de 2.725 millones de euros.

El estudio incluye una simulación realizada por Deloitte en la que se analiza el riesgo para la economía española en el caso de que se produjera la pérdida de un volumen relevante de suministro de uno de los inputs energéticos durante un periodo de tiempo determinado. El ejercicio simula el impacto del corte de suministro de un único proveedor de gas natural. Si España tuviera que afrontar el corte de suministro de gas natural de un proveedor durante un periodo de veinte días (algo que ocurrió en enero de este año en el este de Europa) el impacto en la economía española sería la pérdida de más de 5.100 millones de euros, aproximadamente un 0,47% del PIB.

Mercado mayorista, coste de las primas y salud humana

La generación de electricidad con energías renovables del régimen especial supone que el precio marginal que se establece en el Mercado Diario de OMEL sea inferior al que se fijaría de no existir dichas tecnologías. Las renovables sustituyen a unidades de generación convencional de coste marginal elevado que fijarían precios marginales más altos. En 2008 ese menor precio fue del 12,7% con respecto del que se habría fijado de no haber entrado renovables en el mercado diario de electricidad. Según el análisis realizado, en 2008 el ahorro derivado de la existencia de las energías renovables fue de 4.919 millones de euros (precio por MWh adquirido fue de 19,94 euros).

El ahorro de precios al sistema de las renovables acaba de ser reconocido en la resolución del MITYC de 19 de noviembre (BOE 24 de nov. 2009), al reconocer que los nuevos MW concedidos a la eólica y a la solar termoeléctrica producirán un ahorro de 2.500 millones de euros hasta el 2013.

Las primas que reciben las energías renovables compensan, de manera parcial, el coste evitado de otras tecnologías que no incorporan sus costes externos, de forma que las energías renovables no tengan desventajas competitivas y puedan desarrollarse. Si las tecnologías convencionales incluyesen todos sus costes externos, las energías renovables competirían con ventaja en un mercado libre. Si se comparan los beneficios derivados de no emitir CO2 y las importaciones evitadas de combustibles fósiles con la prima recibida, se obtiene siempre un saldo positivo. En 2008 la diferencia existente entre los beneficios generados por las energías renovables y las primas recibidas por los productores fue de 619 millones de euros. La sustitución de combustibles fósiles por energías renovables supone menores emisiones de SO2 y NOx, gases nocivos para la salud humana. De acuerdo con la evaluación realizada, dicha sustitución supuso para España en 2008 evitar perder 887.000 días de vida (704.000 y 183.00 debidos al NOx y al SO2, respectivamente), el equivalente a 2.430 años de vida. Al mismo tiempo, la citada sustitución permitió ahorros en asistencia sanitaria por valor de 132 millones de euros.

Política energética, cumplimiento de objetivos y apuesta de APPA Al finalizar 2008 España estaba lejos de cumplir los objetivos en materia de política energética recogidos en la Ley 54/97 del sector eléctrico y desglosados en el PER 2005-2010. En efecto, en lo que se refiere a consumo primario de energía de origen renovable nuestro país había alcanzado el 7,6% cuando el objetivo para 2010 es del 12,1%. La producción eléctrica con renovables se situó en un 20,4% frente al objetivo fijado del 30,3%. En el caso de los biocarburantes, el consumo estaba en un 1,91% lejos del objetivo del 5,83%.

El único objetivo alcanzado fue, a cierre de 2008, el de emisiones de CO2 evitadas. El acumulado a esa fecha era de 84 millones de toneladas, cuando el objetivo del PER para 2010 era de 77 millones.

En el Estudio no se ha podido cuantificar, por carecer de registros públicos, el impacto y la inversión del sector en el desarrollo y reforzamiento de las infraestructuras eléctricas.

APPA apuesta por el cumplimiento de la Directiva 2009/28/CE (que debe ser traspuesta a la legislación española durante 2010) que marca unos objetivos vinculantes para España muy ambiciosos: el 20% del consumo de energía final bruta debe provenir de fuentes renovables en 2020. Estos objetivos fueron reflejados por el Consejo de Ministros del 27 de octubre en su “Anteproyecto de Ley de Economía Sostenible”.

Según el compromiso con la Unión Europea, España debe elaborar un Plan de Acción Nacional de Energías Renovables y notificar el 20 de junio de 2010 sus objetivos específicos por tecnologías para alcanzar el citado 20% en 2020. Para conseguirlo, APPA cree necesaria la promulgación de la anunciada Ley de Renovables, sobre la que, conjuntamente con Greenpeace, la Asociación presentó una propuesta de Anteproyecto de Ley.

Sobre APPA.- La Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA) es la asociación de referencia de las energías renovables en España. Agrupa a cerca de 500 empresas y entidades, que desarrollan todas las tecnologías limpias: biocarburantes, biomasa, eólica, geotérmica, hidráulica, marina, minieólica, solar fotovoltaica y solar termoeléctrica.

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 1184

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE