X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.
banner

NOTICIAS

El Campus de la Justicia de Madrid será un referente mundial en el empleo de criterios de construcción sostenible.

Compartir: 

La Comunidad de Madrid quiere hacer del proyecto Campus de la Justicia de Madrid, no sólo un referente nacional e internacional en materia de ordenación judicial y arquitectónica, sino que pretende convertir este macro complejo en un referente mundial en la aplicación de políticas medioambientales.

Así lo explicó el vicepresidente segundo y consejero de Justicia y Administraciones Públicas, Alfredo Prada, durante la presentación de la Oficina Móvil “Campus de la Justicia”, una nueva iniciativa del Gobierno regional por dar a conocer el Campus de la Justicia a los ciudadanos madrileños.

Prada explicó que el diseño y la edificación de “una obra de esta envergadura ha de producir edificios que requieran el menor uso posible de energía “no renovable”, que produzca la menor contaminación posible, así como el menor volumen de residuos, y que resulten más cómodos, económicos, saludables y seguros para las personas que trabajen y visiten el Campus”.

El Campus de la Justicia tendrá una superficie de más de 300.000 metros, de los que un 62% estarán cubiertos de zonas ajardinadas y peatonales (en el 38% restante irán los edificios). “La Comunidad de Madrid pretende que en el complejo judicial prime el medio ambiente frente al ladrillo y al hormigón", señaló Alfredo Prada.

La propia ordenación general del Campus de la Justicia se adapta a estos principios y conllevará una serie de ventajas medioambientales basadas en cuatro puntos fundamentales: ahorro de energía, tratamiento de residuos, gestión de agua y control de contaminación.

Se plantea con especial cuidado, dada la importancia del ajardinamiento, la recuperación del agua, el almacenamiento de agua de lluvia y el suministro de energía. Sirva como ejemplo, la conexión entre edificios, realizada al exterior y cubierta, que aprovechará la energía solar para el calentamiento de su suelo en invierno y la producción de energía fotovoltaica para alimentar un sistema de ventilación en verano.

Respecto al agua, los edificios tendrán sistemas de recuperación de las aguas grises sanitarias. Además, la utilización de pavimentos porosos en la urbanización de las parcelas permitirá reducir la escorrentía y almacenar agua de lluvia.

Medidas de ahorro energético

En cuanto al ahorro de energía, una de las medidas previstas contempla que la conexión entre edificios aprovechará la energía solar para el calentamiento del suelo en invierno y la producción de energía para fotovoltaica para alimentar un sistema de ventilación en verano. Los edificios reducen las emisiones de CO2 hasta un 40% de las producidas por un edificio medio, mediante ahorro energético por mejores en aislamiento, servicios de calefacción, refrigeración, agua caliente.

Además, se utilizan pinturas, adhesivos, recubrimientos y fibras de baja emisión contaminante; materiales fácilmente renovables en la naturaleza y maderas no procedentes de bosques protegidos; utilización en climatización de gases sin efecto en la capa de ozono; utilización de materiales reciclados, iluminación de zonas verdes mediante el empleo de alumbrado por leds; y soterramiento de viales y aparcamientos para reducir el ruido aéreo.

Estas medidas también incluyen la instalación en los edificios de la Ciudad de la Justicia de un sistema de recogida selectiva de residuos, haciendo hincapié en residuos peligrosos y vertidos como los derivados del Instituto de Medicina Legal.

El vicepresidente segundo indicó, también, que se instalarían 6.000 metros cuadrados de paneles fotovoltaicos sobre los edificios; 1600 metros cuadrados de paneles solares sobre cada edificio, que cubre la producción de agua caliente sanitaria necesaria.

Oficina Móvil

En el transcurso del acto, el vicepresidente segundo recorrió las instalaciones de la Oficina Móvil del Campus de la Justicia, un autobús de 12 metros de longitud y dotado con las últimas tecnologías, cuyo propósito no es otro que el de acercar a los ciudadanos este proyecto que va a significar una revolución no sólo a nivel judicial, sino que transformará el paisaje urbanístico de Madrid.

Esta Oficina Móvil estará operativa tres meses y recorrerá diferentes emplazamientos de la Capital, empezando por éste de Plaza de Castilla, donde permanecerá días hasta trasladarse a otras ubicaciones como el Campo de las Naciones, Azca, Plaza de Colón, Plaza de Felipe II, Puerta del Sol, Intercambiador de Moncloa, Ventas, Puerta de Toledo, Plaza de España, Ciudad Universitaria y Universidad Complutense.

Los madrileños encontrarán en esta oficina móvil información precisa y sencilla de este proyecto judicial. Para ello contarán con una zona multimedia, donde los ciudadanos podrán acceder a la página web del Campus de la Justicia; material promocional; y paneles informativos con cada uno de los proyectos desarrollados hasta el momento. Además el autobús cuenta con un acceso para personas con movilidad reducida, de tal manera que ningún ciudadano madrileño, que así lo desee, se quede sin conocer este proyecto desarrollado por la Comunidad de Madrid para acercar la Administración de Justicia al ciudadano.

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 1184

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

banner

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE