X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.

NOTICIAS

La caída de la inversión publica arrastra al consumo de cemento a niveles de hace 50 años.

Compartir: 

El día 16 de julio la Agrupación de fabricantes de cemento de España, Oficemen, ha celebrado un desayuno informativo con el fin de dar a conocer los resultados del sector durante el primer semestre del año 2013, las previsiones para el resto del año y los posibles escenarios en 2014.

El Presidente de Oficemen, Isidoro Miranda, junto con el director general, Aniceto Zaragoza

Es la primera rueda de prensa en la que participa el nuevo presidente de Oficemen, Isidoro Miranda, también directos del Grupo Lafarge en España, que junto el director general, Aniceto Zaragoza han ofrecido unos datos negativos en cuanto al consumo de cemento en nuestro país que continúan en descenso, concretamente un 24% respecto al mismo periodo del año anterior.

El consumo de cemento en España en el mes de junio ha sido de 972.721 toneladas, lo que supone un descenso del 23% respecto al mismo mes del año anterior. En el acumulado del año, la caída para el primer semestre se sitúa en un 24% respecto al mismo período de 2012, con un consumo total de 5.472.933 toneladas.

Desayuno informativo ofrecido por OFICEMEN

La Agrupación de fabricantes de cemento de España, Oficemen, considera que esta tendencia bajista se mantendrá durante el segundo semestre de 2013, año para el que estima un nuevo descenso del 21%. Esta previsión situaría la demanda doméstica ligeramente por encima de los diez millones de toneladas y el consumo per cápita en sólo 230 kg por habitante, una cifra por debajo de la del año 1962.

Por lo que respecta a 2014, el consumo de cemento no presentará signos de recuperación. En este sentido, Oficemen ha elaborado estimaciones con diversos escenarios en los que se prevén todavía caídas para el próximo año, aunque más moderadas que en 2012 y 2013.

En relación con la obra civil, y según datos de Eurostat, en 2013 España será el país de la UE con menor ratio de inversión pública sobre el PIB. “Esperamos que la moderada relajación de los objetivos de déficit permita a las diferentes administraciones públicas incluir en sus presupuestos partidas destinadas a recuperar los niveles de inversión. Como país no nos podemos permitir seguir paralizando la obra pública ya que hipotecamos nuestro futuro”, explica el Presidente de Oficemen, Isidoro Miranda. “Además de las deficiencias existentes en saneamiento y distribución de agua, tenemos que recordar que el mantenimiento de las infraestructuras es imprescindible para conservar su calidad y si queremos mantener la oferta turística necesitamos nuevas inversiones en infraestructuras y construcciones sostenibles”, añade.

Respecto a la edificación, el Presidente de Oficemen ha solicitado al Gobierno medidas que promuevan las líneas de crédito. “La construcción es el sector que más rápidamente puede dinamizar la economía con materiales y empleo locales. Y para ello es necesario que el crédito fluya. Mejorando el acceso a la financiación y reactivando la obra pública, el empleo y la tendencia de la economía, y por tanto la del consumo de cemento, podrán cambiar de signo”.

Cemento español en más de 36 países

Por otro lado, las exportaciones de cemento y clínker en el primer semestre del año han alcanzado los 3 millones de toneladas, lo que supone un crecimiento solo del 6% respecto al mismo período del año anterior. “Son cifras alentadoras –explica Miranda– pero que por desgracia no cubren la fuerte caída del mercado nacional. Las compañías están haciendo grandes esfuerzos para abrir nuevos mercados, y prueba de ello es que ya exportamos a más del 36 países (más de 10.000 toneladas), pero si queremos que esas cifras despeguen es imprescindible que en España se den los requisitos adecuados para competir en igualdad de condiciones con nuestros vecinos”. En este sentido, el presidente de Oficemen añadió: “La nueva reforma energética tiene impacto sobre la industria, pero esperamos que no reste competitividad para que la exportación siga siendo un vector de crecimiento”.

En 2012 se elevó a un 25% el uso de combustibles alternativos

El otro gran coste energético que soporta la industria cementera en nuestro país es el de los combustibles. En este sentido, el conjunto de la industria lleva años haciendo un gran esfuerzo inversor para adecuar sus instalaciones al uso de combustibles alternativos procedentes de residuos. Según los últimos datos hechos públicos por Oficemen, en 2012, el sector recuperó la energía de casi 800.000 toneladas de residuos, lo que significa que el 25,6% del poder calorífico de los hornos de las fábricas de cemento procedía de residuos.

“Con la ayuda de la Fundación CEMA y Flacema, el sector ha hecho un gran esfuerzo en los últimos años y ya estamos más cerca de la media europea en el uso de combustibles alternativos que se sitúa en el 30%. Pero aún nos queda un largo camino por recorrer para acercarnos a los porcentajes de algunos de nuestros vecinos, como Holanda, Austria, Alemania y Noruega, con porcentajes superiores al 60%. Hay que tener en cuenta que utilizando estos combustibles evitamos además que los residuos no reciclables terminen en un vertedero”, indica el director general de Oficemen, Aniceto Zaragoza.

En nuestra Biblioteca puedes encontrar el Estudio del Consumo del Cemento en España, presentado por OFICEMEN.

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 1162

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

banner

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE