X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.
banner

NOTICIAS

La energía solar será, con ayuda de las TIC, la única fuente energética que suministrará al mundo, según Raymond Kurzweil.

Compartir: 

El inventor y científico norteamericano Raymond Kurzweil ha afirmado que la energía solar será en poco tiempo el suministrador del 100% de la energía en todo el mundo gracias al crecimiento exponencial de las TIC, en la última de las conferencias del ciclo "Diez conceptos que están cambiando el mundo" de Fundación Telefónica.

Para el científico, todos disponemos de herramientas para una revolución social, tecnologías del futuro se basarán en las comunicaciones, la memoria y el poder de procesamiento. Se trata de herramientas que están ya a disposición de cualquiera y que nos permiten experimentar un cambio exponencial. Kurzweil ha manifestado que "la clave para un inventor es un calendario", ya que las tecnologías parten de elementos predecibles: "muchas veces los inventores ponen a disposición del mercado sus inventos y fracasan porque no atienden a los factores desencadenantes del éxito, entre ellos la oportunidad". Es decir, lo mejor es que el proyecto llegue en el momento adecuado, cuando la sociedad lo demanda. Se trata del funcionamiento de la ingeniería reversa, un proceso evolutivo en el que los proyectos entran en competencia entre sí hasta que sólo el 2% de los proyectos triunfan.

Para ello, Kurzweil recomienda analizar los datos con cierta inteligencia y observar las "propiedades subyacentes de las herramientas –bits, secuenciación, datos–", ya que, al menos en lo que toca a las grandes tendencias, se pueden predecir, pues siempre están sujetas a factores como la comercialización, la creatividad y la competitividad de millones de personas en todo el mundo y no a un plan gubernamental.

Con respecto al crecimiento de las nuevas tecnologías, Kurzweil ha señalado que responden a un modelo exponencial, no lineal. Este avance es imparable: "ni los momentos de recesión, ni dos guerras mundiales, ni mucho menos la Guerra Fría han detenido el crecimiento exponencial de este proceso". En cualquier caso, "No se trata de una conjetura sobre el futuro: es la realidad que estamos viviendo", ha afirmado en relación al hecho de que un ordenador que antes no cabía ni en la planta de un edificio, ahora pudiera llevarse en la mano y dentro de veinticinco años seguramente tuviera el tamaño de una célula, gracias al proceso de miniaturización.

Con respecto a la tecnología móvil, Kurzweil ha resaltado el hecho de que, en este momento, haya mil millones de móviles en el mundo y que dentro de poco "lleguemos al móvil por habitante". Para el inventor e investigador, esto supone una gran ventaja, ya que las tecnologías acabarán con muchos problemas en el mundo. De hecho, para demostrar la importancia del impacto de las TIC en áreas menos desarrolladas, ha puesto el ejemplo del campesinado chino: "en China, los agricultores se ayudan del móvil, al igual que en África; todos estos aparatos capacitan y mejoran el trabajo de la gente en todo el mundo, por más alejadas que estén en principio las tecnologías de su actividad".

Esto se debe al hecho de que las TIC se han convertido en un medio muy democratizador: "a ellas se debe el hecho de la caída de la Unión Soviética, precisamente cuando el Gobierno soviético ya no tuvo el control de los canales de información", ha comentado con respecto a una conversación que mantuvo con Mijaíl Gorbachov, "mi predicción en la década de los 80 fue que unas cuantas máquinas de fax iban a acabar con la Unión Soviética… y así fue". Sin embargo, la mayor ola de democratización que barrió el mundo en la década de los años 90 llegó gracias a la Red de redes.

Aplicaciones futuras para la salud, la energía y el medio ambiente

Para Ray Kurzweil, la medicina se ha convertido en otra tecnología de la información más. El proyecto del genoma humano se anunció en la década de los años 90 y fue acogido con gran escepticismo entre los científicos: a mitad del proyecto tan sólo se había descifrado el 1% del genoma, pero luego se experimentó un crecimiento exponencial, multiplicándose por dos los hallazgos cada año. Según Kurzweil "esto supuso una progresión espectacular y los costes se redujeron a la mitad cada vez". Así, en la actualidad disponemos de 23.000 programas de software sobre el genoma "que nos ayudan a discernir los genes que no necesitamos de los realmente útiles e incluso aquellos que podemos cambiar a través de la terapia génica in vitro". Con la terapia génica podemos curar una enfermedad mortal o realizar ensayos de seguridad en vacunación hechos por ordenador.

Kurzweil ha indicado que las TIC también van a transformar la energía y el abuso de los combustibles fósiles, ya que utilizan muy pocos recursos y son beneficiosas para el medio ambiente, como las células solares. La tecnología y las fuentes de energía solar, en este sentido, se duplicarán en dos años, ya que se trata de un nuevo modelo de negocio que, tras un crecimiento lento de unos años, está despegando de forma acelerada. Aunque sólo estamos usando un porcentaje muy pequeño de esta fuente de energía, "la energía solar ha sufrido un crecimiento exponencial de hasta ocho duplicaciones cada vez, con lo que va camino de convertirse en el 100% del suministrador de energía de todo el mundo".

Lo que nos depara el futuro

Las tecnologías del futuro serán enabling technologies o tecnologías facilitadoras, que basarán su funcionamiento y aplicación a la vida de las personas en tres factores: las comunicaciones, la memoria y el poder de procesamiento. "No descendemos de los dioses, sino de los gusanos y de los monos, pues somos una especie que se agranda y que extiende su capacidad de atrapar cosas mediante herramientas", ha asegurado con respecto a nuestra evolución.

Según ha predicho Kurzweil, las promesas de la nanotecnología nos permitirán, entre otras cosas, imprimir en 3D y permitirán la creación de equipos del tamaño de una célula de la sangre: "cada persona tendrá en su cuerpo millones de esas células". Sin ir más lejos, el inventor ha puesto como ejemplo el caso del MIT, donde han creado un aparato del tamaño de una célula que detecta las células cancerígenas. Con respecto a los glóbulos rojos robóticos, ha asegurado que tienen más capacidad que los linfocitos que produce el cuerpo humano: "nos permitirán realizar un sprint olímpico en 15 minutos o sentarnos en el fondo de una piscina durante cuatro horas". Podremos, según Kurzweil, evitar mucho sufrimiento gracias a las nuevas tecnologías.

Por su parte, el llamado software inteligente anuncia un gran progreso en el ámbito de la Inteligencia Artificial. En la actualidad se usan modelos y datos para realizar simulaciones del funcionamiento del neocórtex cerebral, las áreas más evolucionadas del córtex. Para ello se utilizan símbolos que dan forma una idea, al igual que funciona nuestro cerebro, que también realiza "simulaciones" en las áreas del córtex auditivo, el visual y el cerebelo. "El funcionamiento de todas estas áreas puede ser recreado en la actualidad mediante el software y nos pueden llegar a mostrar cómo aprende un niño a atrapar una pelota o cómo el cerebelo resuelve los cálculos de manera subconsciente". Se podrán incluso introducir ordenadores en los cerebros para curar enfermedades como el parkinson, de forma que ya no se tratará de un experimento, sino de una terapia. "De aquí a 20 años esos equipos que ahora tienen el tamaño de un guisante y que requieren cirugía, tendrán el de una célula y no necesitarán de intervención quirúrgica". Ese software inteligente responderá, por lo tanto, a las tres revoluciones venideras del cerebro: la genética (biotecnológica), la nanotecnológica y la robótica o inteligencia artifical.

También ha asegurado que la tecnología, que crecerá mil veces más en diez años y un millón de veces más en veinte años, está volviéndose cada vez más pequeña y está "desapareciendo" a nivel físico, los seres humanos cada vez tenemos más vínculos con el mundo on line y la realidad aumentada alcanzará incluso a los complementos, como las gafas, al punto que llegará un momento en el que viviremos en una mezcla de lo real y lo virtual. En 2010 los ordenadores comenzarán a desaparecer y en 2029 asistiremos a una fusión íntima de la tecnología con nuestro cuerpo y nuestra biología, hasta el punto de que llegaremos a entender mejor nuestro cerebro y sistema nervioso.

La ley de retornos acelerados o de ganancias crecientes

El análisis matemático de Kurzweil mide el crecimiento de las TIC y muestra un cambio de paradigma cada vez más rápido. Es lo que denomina "la cuenta atrás de la singularidad" y que hemos podido comprobar en la evolución del conocimiento del ADN o en la adaptación de la biología a las evoluciones y cómo a su vez es capaz de integrarlas: "cada fase se va produciendo de forma más rápida que la anterior. En definitiva, los cambios más rápidos de paradigma se van produciendo de forma cada vez más rápida también. Es el concepto de la singularidad precisamente el que hace que una universidad que cuelgue todos sus contenidos on line vaya por delante de las que no lo hagan, como el caso de la Universidad de la Singularidad.

La enorme ventaja que suponen las TIC, que Kurzweil ha enunciado en la ley de retornos acelerados o de ganancias crecientes, es que se trata de herramientas que se abaratan a la mitad de su coste en muy poco tiempo y, en cambio, mejoran sus prestaciones el doble en ese mismo espacio de tiempo. "La tecnología es cada vez más pequeña y todos nos hemos beneficiado de ese crecimiento exponencial", ha afirmado en relación a los nuevos software que, en el caso de el software de diseño asistido por ordenador "puede enseñar en segundos lo que antes llevaba mucho más tiempo." Incluso, cuando se llega a un cierto nivel de desarrollo tecnológico, las herramientas tecnológicas pueden llegar a multiplicar sus prestaciones por mil.

Las diferencias entre el crecimiento lineal y el exponencial –el de las TIC– es que al principio parece que en éste los crecimientos son más lentos que en aquél –como la creación de Internet en la década de los 80–, pero luego el aceleramiento, durante su desarrollo, es mucho mayor. "Los fenómenos de crecimiento exponencial son suaves y, a la vez, rápidos porque las condiciones ya estaban ahí". En relación a los costes, Kurzweil ha comparado la situación actual con la de hace más de tres décadas: "hemos experimentado un aumento realmente inmenso de la capacidad del ordenador por dólar de coste desde que yo era estudiante: en 1968 podía comprar un transistor por un dólar y ahora por esa cifra se pueden comprar miles de millones". Este gran descenso en los costes se debe al hecho de que ha disminuido el coste del ciclo de producción de las herramientas: "aquí no hay que preocuparse por la inflación, ya que el ámbito de producción de las TIC es siempre deflacionario", ha asegurado.

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 1184

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE