X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.
banner

NOTICIAS

Los letreros indicadores luminosos del aeropuerto de Pudong (Shanghai, China) permiten ahorrar un 50% de energía.

Compartir: 

“Green Games“: con esta etiqueta Pekín se presentó con éxito como ciudad candidata para la celebración los Juegos Olímpicos del 2008. Tras este nombre se oculta un programa medioambiental cuyo presupuesto, según datos oficiales, asciende a 11.000 millones de euros. Esta enorme suma sirvió, entre otras cosas, para diseñar las construcciones olímpicas de forma sostenible y con el máximo nivel tecnológico: la eficiencia energética de los edificios tiene una función importante. Además se amplió la red de metros, se trasladaron empresas industriales a la periferia y se inició un programa de repoblación forestal en el norte de la ciudad. Pekín quiere darse un toque verde.

Pero no sólo en la capital se construyó intensamente con ocasión de los juegos, sino también en la ciudad de Shanghai, a una distancia aproximada de 1.000 Km. Allí se terminó la nueva terminal 2 del aeropuerto de Pudong, antes del gran evento deportivo. La sostenibilidad y la eficiencia energética también han sido criterios importantes que se han tenido en cuenta en este proyecto de obras para la adjudicación de encargos, informa Xiongxiong Lin de la empresa XIAMEN QUNLI. Pese a la gran competencia, su empresa obtuvo la adjudicación para el diseño de los carteles indicadores luminosos de la nueva terminal.

“Finalmente nos impusimos sobre la competencia porque fuimos capaces de combinar un buen resultado luminoso con un bajo consumo energético”, afirma Lin. Un reducido consumo de energía es posible gracias a una construcción especial que, según Lin, es nueva en los aeropuertos chinos: “Nuestros letreros sólo se iluminan en los cantos. Esto es posible porque empleamos planchas de PLEXIGLAS^® EndLighten”. El material es un vidrio acrílico (PMMA) transparente que dispersa la luz con un comportamiento especial de conducción de luz. Las planchas pueden iluminarse en los cantos y distribuyen uniformemente la luz aplicada sobre la superficie lateral”. “La ventaja reside en que sólo hay que aplicar fuentes de luz en los cantos. Con el vidrio acrílico convencional nos veíamos obligados a iluminar desde atrás toda la plancha. Lógicamente, ello requería muchas más fuentes de luz y, por tanto, un mayor consumo de energía”, explica Lin. Ello permite reducir considerablemente el consumo energético. Lin añade: “De esta forma puede ahorrarse hasta un 50 por ciento de electricidad. Ante el gran número de cajas luminosas y el aumento de los precios de la energía, ello compensa sobre todo de cara al futuro”.

Debido a la inmensa demanda energética de la economía, en las regiones florecientes de China a menudo se producen fallos en el suministro eléctrico. Una y otra vez se pide a las empresas y a la población que ahorren energía. Por esta razón, que los edificios ofrezcan la mayor eficiencia energética posible es de vital interés vital para el Estado chino. Sin embargo, en el caso de los carteles indicadores de PLEXIGLAS^® no se trata únicamente de que el consumo de electricidad sea reducido. “Deben reconocerse con facilidad. Esto significa que deben brillar con intensidad y uniformidad. Al mismo tiempo, deben ocupar el mínimo espacio posible”, explica Lin. Es importante que los postes indicadores tengan una forma constructiva delgada de forma que se integren bien en la arquitectura moderna del edificio y sean lo suficientemente luminosos como para que se perciban bien. Esto hace que se atienda intuitivamente a los carteles. Esto es importante para el sistema denominado “people-oriented”, esto es, un concepto de guía de pasajeros centrado en las personas para el aeropuerto de Pudong.

Con la inauguración de la terminal 2 el pasado mes de marzo ha aumentado la capacidad anual del aeropuerto de Pudong, que era de 20 millones de pasajeros, pasando a ser de 60 millones de pasajeros. Con ello ha pasado a formar parte del grupo de los mayores aeropuertos del mundo. Y con la Exposición Universal Expo 2010 que se celebrará en Shanghai, el aeropuerto de Pudong ya tiene en casa el próximo acontecimiento de máxima importancia.

Para la Exposición Universal, los explotadores del aeropuerto esperan 24 millones más de pasajeros. Bajo el eslogan “Better City, Better Life“, la Expo 2010 se ocupará de los problemas urbanos del siglo XXI. También aquí el tema de la energía tiene una gran importancia. La nueva terminal del aeropuerto de Shanghai ya muestra hoy con sus carteles indicadores hacia dónde se dirige el ahorro energético.

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 1183

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE