X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.

NOTICIAS

Aditivos a partir de algas cultivadas con CO2 industrial

Biofuel Systems y AIMPLAS participan en el proyecto europeo BISIGODOS para el cultivo de microalgas que solo necesitan CO2 y luz solar para crecer.

Compartir: 

AIMPLAS coordina un ambicioso proyecto de investigación que le permitirá obtener diferentes sustancias para la fabricación de adhesivos, pinturas y tintes a partir de una fuente renovable como son las microalgas. La utilización de estas plantas aporta un valor añadido extra al proyecto, ya que son cultivadas con las emisiones de CO2 procedentes de industrias como las cementeras o las plantas de producción eléctrica, de manera que se contribuye a reducir el impacto de estos gases en el medio ambiente.

Simulacion campo biopetrolifero

Junto con 13 socios más, AIMPLAS lidera el proyecto europeo BISIGODOS, que se inició el 1 de noviembre de 2013 y se prolongará durante 42 meses. En el proyecto, financiado dentro del Séptimo Programa Marco (FP7) de la Comisión Europea, se va a realizar la selección y el cultivo de nuevas variedades de estos organismos que permitan optimizar la extracción de productos de alto valor añadido para la industria, a partir de la tecnología desarrollada por la empresa alicantina Biofuel Systems (BFS) para la obtención de petróleo artificial a partir de microalgas.  

Debido a su envergadura y a los ambiciosos objetivos que persigue, el proyecto ha estructurado la participación de los socios en distintas líneas de trabajo. En una primera fase, se trabajará en la selección y el cultivo de las mejores variedades de microalgas en fotobioreactores de laboratorio que también serán optimizados para obtener el mayor volumen de producto posible. Las microalgas tienen un crecimiento muy rápido en ambientes ricos en CO2 por lo que en dichos fotobioreactores pueden obtenerse por hectárea más de 150 toneladas de biomasa seca anual. 

Reducción de emisiones de CO2 industrial  

Una de las primeras ventajas de esta tecnología es el hecho de que estas plantas deben ser alimentadas con luz solar y CO2. Para ello, se van a utilizar las emisiones de este gas procedentes de industrias como las cementeras o las empresas de generación de energía, de manera que también se logrará reducir el impacto ambiental de estas instalaciones. Por otra parte, cada grupo de trabajo se centrará en la extracción de distintos compuestos procedentes de las microalgas que permitan obtener nuevos aditivos para la formulación de productos industriales con la ventaja de que su origen será 100% renovable.

En una primera valorización de la biomasa de partida se procederá a la extracción de su fracción lipídica y a partir de ella se obtendrán poliuretanos para ser utilizados como componentes para adhesivos. En paralelo se abordará la extracción de proteínas, de las que se obtendrán tanto aminoácidos como ácido láctico para la industria alimentaria. El resto de la biomasa se someterá a un proceso termoquímico para su total aprovechamiento y para la obtención de sulfactantes y otras sustancias químicas para la fabricación de pinturas y tintas.

El papel de AIMPLAS en el proyecto es el de validar la utilidad de cada uno de los ingredientes extraídos en cada etapa para su incorporación a la producción industrial los productos previstos. Junto a AIMPLAS, participan en el proyecto Biofuel Systems, la Universidad de Warwik, VTT, Becker Industrial Coatings, Sun Chemical, Process Design Center B.V., Bangor University, Croda International, 3V Mabo, Phycosource, Gruene- Bioraffinerie, Caspeo y Cromogenia. 

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 1182

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE