X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.

NOTICIAS

Según el alcalde de Madrid, el desafío de la ciudad es el equilibrio entre desarrollo y medio ambiente.

Compartir: 

Más de 300 expertos de ayuntamientos españoles y extranjeros, de la universidad, del mundo de la empresa y de la sociedad civil se dieron en la Primera Conferencia Municipal sobre Sostenibilidad Urbana. Esta reunión ha pretendido ser -en palabras del alcalde de la Ciudad de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, que esta mañana la inauguró- “un espacio de reflexión sobre el futuro de las ciudades y los modelos de desarrollo”.

“Dentro del proceso de globalización, -continuó Gallardón- las ciudades desempeñan un papel esencial y cualquier decisión que adoptemos sobre el medio ambiente afectará a la capacidad de Madrid para continuar siendo el motor económico, social y cultural más importante de España”.

El alcalde hizo suya la frase de Le Corbusier al afirmar que “una ciudad es la mano del hombre puesta en la naturaleza. Es una creación”. En este sentido, para el regidor, Madrid es un ejemplo “de esa creación humana, un espacio dinámico y vital que ofrece oportunidades a más de tres millones doscientos mil ciudadanos y que cuenta con una gran riqueza medioambiental”.

Gallardón evocó el mes de mayo de 2003 cuando, con ayuda de otras administraciones, de agentes sociales y de los propios ciudadanos, el Ayuntamiento de Madrid inició “una auténtica revolución en la forma de hacer y de gestionar la ciudad”. Como ejemplo de esta “revolución”, Gallardón señaló la remodelación de la M-30, un ambicioso proyecto de transformación urbana que permitirá reducir la contaminación ambiental y acústica, crear un parque lineal desde el Monte de El Pardo al Parque Regional del Sureste, dotar a la ciudad de 110 nuevas hectáreas de zonas verdes y, recuperar -gracias a la construcción de 34 kilómetros de colectores y 27 estanques de tormentas- la calidad de las aguas del río Manzanares.

A estas innovaciones hay que añadir también las 415 actuaciones de mejora en las zonas verdes de los 21 distritos, la creación de grandes parques como el de Valdebebas -con más de 470 hectáreas- o la Cuña Verde de O’Donnell con una superficie igual a la de El Retiro. Además, Madrid es pionera en el uso sostenible del agua con iniciativas como el diseño de una red de reutilización de aguas residuales y un Plan para la Gestión de la Demanda del Agua, gracias al cual los servicios municipales han ahorrado -en sólo dos años- más de tres millones y medio de metros cúbicos de agua.

Abundando en las iniciativas que el Ayuntamiento capitalino está llevando a cabo, el alcalde recordó el plan de aprovechamiento de las 4.000 toneladas de residuos que Madrid genera cada día. “Estamos construyendo -afirmó- dos plantas de biometanización que permitirán tratar el 60% de la materia orgánica de los residuos acercándonos al objetivo de vertido cero, reducir en trescientas mil toneladas las emisiones de gases contaminantes, producir 193.000 megavatios de electricidad –cantidad suficiente para abastecer el alumbrado público de la ciudad- y por último, generar biogás para mantener una flota de 250 autobuses de la EMT”.

A estos proyectos hay que sumar la puesta en marcha de la denominada Estrategia Local de Calidad del Aire y la construcción de un espacio público accesible y de calidad que invite a los ciudadanos a disfrutar de la ciudad. En los tres últimos años se han mejorado 2,3 millones de metros cuadrados de calzada, casi 500 mil de aceras, se han rebajado más de 4.000 bordillos y se han creado las Áreas de Prioridad Residencial de Las Letras, Las Cortes o Embajadores.

El apoyo de los ciudadanos

Ruiz-Gallardón aprovechó la ocasión para implicar a los madrileños en la construcción de su ciudad y les pidió su apoyo, anunciando que se ha abierto el mayor proceso de consulta pública para que los ciudadanos puedan proponer medidas medioambientales para sus calles y barrios y expongan cómo quieren que sea su ciudad. También los agentes económicos podrán participar en esta iniciativa, prueba de ello es que ya se han adherido 9.000 establecimientos al poner en práctica los códigos de buenas prácticas medioambientales a través de los Acuerdos Voluntarios con las Empresas de Madrid.

Para finalizar su intervención, el alcalde recordó que en tres años, el presupuesto del Área de Gobierno de Medio Ambiente ha aumentado un 74% hasta acercarse a los 1.200 millones de euros. “Medio Ambiente -afirmó- es el Área con mayor peso en el gasto público municipal, con estas medidas pretendemos hacer de Madrid una ciudad capaz de compatibilizar desarrollo económico, calidad de vida y respeto al medio ambiente”.

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 1182

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE