X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.

NOTICIAS

Transformando contaminantes en fertilizantes.

Compartir: 

Las aguas residuales generadas en los procesos productivos industriales no solamente son un sobrecoste considerable, sino que generan un impacto mediambiental muy importante. El porcentaje de reutilización de agua en las industrias alimentarias es sólo del 2,4%, cifra bastante inferior al del conjunto de la industria manufacturera, la cual se sitúa en el 8,9%.

Reunión de inicio del proyecto celebrada a inicios del 2009 en la antigua sede de Leitat

El tratamiento de aguas residuales en la industria de alimentación y bebidas representa un gran reto para el sector, es por ello que la industria está aplicando importantes esfuerzos en este sentido. La inversión en sistemas para la depuración de aguas residuales en la industria alimentaria es muy elevada, (representa el 36% de la inversión en depuración de agua de toda la industria manufacturera) y supone la mayor de las inversiones realizadas por la industria alimentaria en corrección ambiental.

El pasado mes de febrero finalizó el proyecto Europeo REPHATER (Electrochemical waTER treatment pilot plant in the dairy industry with phosPHAte Recovery), liderado por el Instituto Tecnológico Leitat (miembro de TECNIO) que ha desarrollado soluciones novedosas en este ámbito. Como resultado del proyecto se ha alcanzado una profunda eliminación de contaminantes de las aguas residuales del sector lácteo, con más de un 90% de fosfato recuperado de las aguas potencialmente valorizable como fertilizante.

La tecnología de tratamiento de aguas aplicada permite alcanzar el 100% del agua potencialmente reutilizable, una reducción de los residuos generados de hasta un 65%, y una reducción de costes de hasta un 23% con respecto a la tecnología convencional.

Con un presupuesto de unos 1.4 M €, el proyecto de 30 meses de duración tenía como objetivo el desarrollo de una planta piloto de tratamiento de aguas basada en la combinación secuencial de dos tecnologías electroquímicas avanzadas: Electrocoagulación y Electrooxidación. La planta incluía también una unidad de recuperación/reciclado de fósforo del agua residual, en un sistema de tratamiento integrado nunca considerado hasta la fecha. La planta piloto ha sido implementada en las inmediaciones de la empresa láctea Can CORDER de Santa Eulalia de Ronçana, la cual actuará como sitio demostración de la tecnología REPHATER en los próximos años.

El proyecto REPHATER ha sido co-financiado por la Comisión Europea dentro del programa CIP-EIP-Eco-Innovation-2008. Proyecto que contaba con la participación de empresas españolas Qnorm, Cyclus ID, Can Corder, y de empresas inglesas Aguacure y C-Tech Innovation.

La planta de piloto ha demostrado la viabilidad de la tecnología de penetrar en el mercado a corto plazo, pudiendo ser potencialmente replicable en otros sectores con aguas residuales cargadas de fosfato, como el sector automoción o aeroespacial, acabados metálicos, construcción, cosmética o sector químico, entre otros.

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 1182

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE