X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.

ENTREVISTAS

Gunther Gantioler

Director de TBZ, instituto de física de construcción especializado en el desarrollo de edificios de bajo consumo energético.

Compartir: 

CONSTRUIBLE: El próximo octubre comienza el primer Curso certificado Proyectista Passivhaus CPE, organizado por TBZ en España, ¿Podrías describir en qué consiste este curso?

Gunther Gantioler: Estamos organizando los cursos CPE (Certified Passive House Expert) desde hace tres años en Italia, y consideramos que es el momento para iniciar esta experiencia también en España. El curso combina el discurso Centro-Europeo Passivhaus con las características específicas sociales, climáticas y de normativa de la Península Ibérica.

CONSTRUIBLE: ¿Es este curso preparatorio del examen oficial que está redactado por el Passivhaus Institut que viene de Centro-Europa? ¿Pueden los asistentes presentarse a este examen?

Gunther Gantioler: La idea es preparar los asistentes del curso también para que puedan aprobar este examen, ya que el titulo “Certified Passive House Planner” es reconocido a nivel internacional. Al mismo tiempo, el curso facilita los conocimientos adecuados para aplicar el estándar Passivhaus en climas mediterráneos.

CONSTRUIBLE: Desde tu experiencia en Italia, ¿Están los arquitectos e ingenieros italianos ya preparados para los edificios de casi cero energía?

Gunther Gantioler: Todavía hay un largo camino para llegar a esta meta. Pero existen desde hace años en Italia varias herramientas políticas para fomentar la construcción con bajo consumo energético. Muchas regiones tienen su propio sello energético, como por ejemplo Casa Clima de la región del Alto Adige o el protocolo ITACA en Apulia, que van mucho más allá de la normativa actual. Aunque ningún sello es perfecto, todos ayudan a preparar el mercado para los edificios energía casi nula.

Case Sabin, edificio en proceso de certificación Passivhaus en Pieve Di Soligo, Veneto.

El sello Casa Clima Gold, por ejemplo, es más ambicioso que el estándar Passivhaus, porque se limita en una demanda para calefacción o refrigeración de sólo 10kWh/m2a. Hemos certificado el primer edificio en el norte de Italia con estas características ya en 2005. Lo bueno es que la región del Alto Adige está adaptando este sello para varias tipologías. Han salido como ejemplo recientemente los sellos Casa Clima para hoteles o para edificios de viticultura. La región de Apulia concede para promotores que consigan una certificación ITACA una superficie edificable más alta. Estas regiones han visto que la certificación energética de los edificios no es suficiente para asegurar un impacto de CO2 menor en el consumo de calefacción y refrigeración. Han cambiado su política ahora, y en vez de dar subvenciones para edificios de clase A o B, han creado estos sellos de calidad como parámetro para el fomento de la construcción con bajo consumo.

CONSTRUIBLE:Pero, ¿No resulta más costosa la gestión de este tipo de sellos, con más esfuerzo administrativo, en vez de apoyarse en una estructura ya existente como es la Certificación Energética?

Gunther Gantioler: Al constrario, estos sellos están gestionados por entidades privadas, que se autofinancian con cursos y el patrocinio de empresas privadas. Evidentemente están homologados por la administración pública. Mírense por ejemplo los cantones Suizos. Ellos han integrado el sello Minergie en su estructura de administración local recurriendo a una estructura privada ya existente. El sello Passivhaus hoy en día está ampliamente reconocido por muchos municipios y regiones de Alemania, sin implicar ningún gasto público adicional.

CONSTRUIBLE: Volviendo al curso Passivhaus que vais a organizar en Barcelona, Crees que aquellos profesionales que aprueben el examen oficial que se combina con el curso podrán conseguir más trabajo con esta cualificación?

Gunther Gantioler: No hay garantía para conseguir más trabajo, porque aquí en España, el mercado es todavía muy pequeño, aunque con alto ritmo de crecimiento. Intentamos formar a arquitectos e ingenieros para que sean capaces de desarrollar ellos mismos edificios de bajo consumo. Sin duda, la formación tipo Passivhaus, también les ayudará a desarrollar proyectos “normales”, donde todavía no hay el impulso “passiv”, y sin embargo controlando mejor la demanda y el consumo energético del edificio. Entendemos que el arquitecto de hoy en día tiene que asumir mucho más conocimiento técnico que hace diez años. Estamos ahora preparando a los arquitectos para que hagan, por ejemplo, los cálculos de puentes térmicos ellos mismos. Este trabajo en países Norte-Europeos lo asume el físico de construcción. Pero tanto en Italia como en España no existe esta profesión, y para edificios de muy bajo consumo, desgraciadamente hay que controlar este tema.

CONSTRUIBLE.es: ¿Este trabajo también lo podrán hacer despachos especializados, tipo consultores energéticos?

Gunther Gantioler: También es posible, pero soy de la opinión que el arquitecto que desarrolla un detalle constructivo también controle él mismo los impactos energéticos de lo que está proyectando. Por eso damos cursos para arquitectos, para dominar programas de cálculo de puentes térmicos, como por ejemplo, programas como Flixino. Con eso no sólo se optimiza el nivel energético de un detalle, sino también nos podemos asegurar de que no habrá problemas de condensación en el edificio.

CONSTRUIBLE.es: Sabemos que usted conoce bien, a través de su despacho en España, la normativa sobre el ahorro energético de nuestro país, en especial la HE1. Ya que nos encontramos actualmente en un proceso de actualización del CTE, ¿Cuál sería su consejo para mejorar nuestra normativa?

Gunther Gantioler: Echo en falta la consideración de la inercia térmica en el actual DB-HE1. En Italia se ha introducido en la normativa equivalente el concepto de la U-dinámica. Este valor tiene en cuenta la inercia térmica de los elementos constructivos. Para cada zona climática hay que cumplir ciertos valores mínimos según la norma EN13786. Además se tiene que calcular la capacidad térmica de los elementos constructivos exteriores en Wh/m2k. Así podemos estimar mucho mejor el comportamiento de estos elementos en verano.

CONSTRUIBLE.es: Finalmente, ¿No se agobian los arquitectos con tantas normativas a respectar?

Gunther Gantioler: No es muy complicado calcular estos aspectos. Nosotros como instituto hemos desarrollado, por ejemplo, la herramienta WaVE-Special Edition para calcular de manera muy sencilla estos valores. Ahora estamos traduciendo esta herramienta al castellano y al inglés.

Más información sobre el curso AQUI

ENTREVISTAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

banner

ENTREVISTAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE