X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.
banner

NOTICIAS

Bonos para un crecimiento verde que frene el cambio climático

Este producto desarrollado por el Banco Mundial está diseñado para grandes inversores institucionales y también para inversores minoristas.

Compartir: 

El Banco Mundial continúa avanzando en el mercado de bonos verdes con su última serie denominada 'bonos para un crecimiento verde'. Se trata de bonos verdes con un rendimiento vinculado a un índice accionario ético. Este novedoso producto, desarrollado en colaboración con BNP Paribas, se diseñó para atraer no solo a los grandes inversores institucionales, que son los compradores habituales de bonos del Banco Mundial, sino también a los inversores minoristas individuales.

Bonos para luchar contra el cambio climático.

Estos inversionistas buscan oportunidades que tengan un impacto positivo sobre el medio ambiente y ayuden a abordar los desafíos del cambio climático, obteniendo al mismo tiempo un rendimiento de su capital, potencialmente superior al de otras oportunidades que se ofrecen en el actual entorno  de bajas tasas de interés. Además, el Banco también adapta transacciones más pequeñas destinadas a inversores minoristas, en particular a través del mercado Uridashi para inversionistas individuales de Japón, y ahora a través de los bonos para un crecimiento verde dirigidos a personas de todo el mundo preocupadas por el tema climático.

Hasta ahora, el Banco ha lanzado 12 bonos para un crecimiento verde dirigidos a inversores de Europa (entre ellos, de Bélgica, Francia, Italia, Luxemburgo, Mónaco y Suiza), Asia y Estados Unidos. Algunos de estos bonos han sido suscritos en forma privada con inversores institucionales o particulares con un elevado patrimonio, mientras que otros han sido comercializados entre el público en general en un periodo de cuatro a seis semanas.

La demanda de bonos para un crecimiento verde ha sido particularmente fuerte en Europa, donde los pedidos finales más que sextuplicaron las metas originales. Por ejemplo, el primer bono para un crecimiento verde ofrecido en Bélgica y Luxemburgo cerró con suscripciones totales de US$91 millones, y el segundo, ofrecido en Francia, Luxemburgo, Mónaco y Suiza, cerró con una suscripción total de US$103 millones, superando ambos el objetivo inicial de US$15 millones en la primera semana del periodo de suscripción.

La fuerte demanda de bonos para un crecimiento verde por parte de individuos no solo ayuda a aumentar el reconocimiento del Banco Mundial como una organización internacional de desarrollo comprometida con la lucha contra el cambio climático a través del financiamiento de proyectos en sus países miembros, sino que también es una señal alentadora de que las personas se preocupan por el cambio climático y quieren invertir su propio dinero en soluciones que ayuden a abordar los desafíos de este fenómeno.

El mercado de bonos verdes está creciendo rápidamente. A finales de 2014, las emisiones anuales superaron los US$35 000 millones, más del triple de los US$11 000 millones emitidos el año anterior. Al término de 2014, se habían emitido bonos verdes en más de 20 monedas diferentes de emisores con calificaciones crediticias AAA y B. Cada vez más inversores de renta fija han comenzado a incorporar consideraciones ambientales, sociales y de buen gobierno en sus procesos de inversión. También están tratando de reducir los riesgos climáticos en sus carteras y explícitamente apoyar proyectos con un enfoque climático. 

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 1183

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE