X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.

NOTICIAS

Con motivo de la Conferencia Solar Mediterránea, WWF presenta Heliosthana, una isla 100% renovable.

Compartir: 

WWF y la fundación alemana Heinrich Böll presentan una guía que muestra cómo alcanzar un futuro de energía limpia, basándose en un país mediterráneo, Heliosthana. Este informe se ha hecho público durante la Conferencia Solar inaugurada ayer en Valencia, en el marco de la Presidencia Española de la Unión Europea. Los principios sobre los que se sustenta Heliosthana se podrían aplicar de forma inmediata en muchos países mediterráneos. Además, están construidos a partir de soluciones realistas que abren el camino hacia un futuro de energía 100% renovable. WWF ha presentado un informe en el que muestra la viabilidad de que la energía utilizada en un país sea totalmente renovable. Para ello, ha creado un estado ficticio al que ha denominado Heliosthana, cuyo significado proviene de Helios (personificación del Dios del Sol en la mitología griega) y Sthana (lugar en Sánscrito).

Este documento analiza el problema del agotamiento de los combustibles fósiles y su inseguridad en cuanto a suministro de energía, lo que hace que los precios sean inestables. Además, muestra lo imprescindible que es encontrar soluciones inmediatas y tangibles, ya que los efectos del cambio climático y la pérdida de biodiversidad son evidentes. El proyecto de Heliosthana ofrece una respuesta viable para este escenario energético, describiendo una década de transición armoniosa hacia un sistema más sostenible que respete al ser humano y al planeta, manteniendo simultáneamente un desarrollo equilibrado, tanto económico como social.

Situada en 2020, la isla de Heliosthana combina un menor consumo energético (un 20% inferior a la de 2010) con una participación relevante de las energías renovables (un 20% de la producción primaria de energía). En este estado, una parte de la generación eléctrica con renovables se exporta a países vecinos. Además, sectores como la educación, la I+D y la sanidad se benefician del ahorro económico derivado de la menor inversión en combustibles fósiles.

El Plan Solar Mediterráneo (PSM) ha establecido un objetivo de 20 gigas de capacidad de energía renovable para 2020 y la Desertec Industrial Initiative propone un potencial de inversión en renovables en el norte de África de 400 mil millones de euros para esa fecha. WWF apoya el desarrollo sostenible de energía en la región mediterránea, sin embargo, para ser eficaz, el PSM aún tiene que comprometerse en firme para conseguir una región solar.

La solución está plasmada Heliosthana, donde los objetivos del PSM necesitarían, en primer lugar, formar parte de las estrategias nacionales de los países participantes. En segundo lugar, el PSM debería asumir un papel coordinador para ayudar a poner en práctica proyectos solares nacionales, así como fomentar la cooperación con universidades locales y regionales. También pretende facilitar y reducir el coste ambiental y social de las investigaciones a través de la cooperación regional. Por último, otros proyectos tienen que elaborarse de forma atractiva para los grandes inversores y los bancos.

Jean-Philippe Denruyter, Director de Política sobre energías renovables de WWF Internacional y Consejero Especial del Gobierno de Heliosthana, ha declarado: “WWF considera que Heliosthana se podría convertir en un modelo a seguir por sus vecinos del norte y del sur. También debería ser una fuente de inspiración para el Plan Solar Mediterráneo (MSP) alcance sus objetivos”.

Los seis pasos de Heliosthana son los siguientes:

  1. Una visión estratégica nacional, consultando a todos los principales agentes interesados. Su ejecución requiere un marco institucional estructurado, una separación clara de los papeles gubernamentales respecto a la elaboración de las políticas, su aplicación, los planes de acción (a través de agencias) y las actividades del sector energético. La utilización de estadísticas sólidas y de indicadores permiten una mejor toma de decisiones.
  2. Tres pilares de política energética: un sistema de seguridad energética efectivo, un acceso a la energía garantizado (por ejemplo mediante una tarifa social etc.), así como la eliminación progresiva de los combustibles fósiles y de los subsidios en el mercado eléctrico.
  3. Medidas estructurales para lograr un uso eficiente de la energía: análisis del comportamiento del consumidor, una regulación eficiente (ejemplo mediante estándares y sistema de etiquetado), medidas e incentivos suplementarios, y paquetes financieros adaptados.
  4. Análisis de las necesidades de energías renovables y de su potencial, además de un marco regulatorio, un sistema de primas y mecanismos financieros innovadores.
  5. Un modelo de colaboración con el PSM: los diversos proyectos del PSM, incluyendo la comercialización de la electricidad en la región, están totalmente integrados en la estrategia energética nacional.
  6. Planes urbanos a largo plazo, considerando ciudades y edificios más grandes y eficientes, interconectados mediante un sistema de transporte público fiable, así como con menores distancias entre los lugares de trabajo, de ocio y las viviendas. Los nuevos vehículos combinan un bajo consumo energético con nuevas fuentes de energía, tales como la electricidad renovable.

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 1183

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

banner

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE