X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.
banner

NOTICIAS

El Ente Vasco de la Energía (EVE) lanza dos planes renove para reducir el consumo de energía de las viviendas.

Compartir: 

El Ente Vasco de la Energía (EVE) pone en marcha una nueva convocatoria del Plan Renove de Electrodomésticos para la sustitución de aparatos poco eficientes por otros de Clase A o superior. Al mismo tiempo, se ha abierto un novedoso renove para incentivar la sustitución de ventanas en las viviendas. Ambos programas forman parte del Convenio EVE-IDAE 2008, presentado el pasado mes de junio y cuyo principal objetivo es reducir de forma global el consumo de energía en Euskadi, para lo que cuenta con un presupuesto de 19,6 millones de euros para las actuaciones que se están aplicando en todos los sectores: industria, residencial y transporte, principalmente.

Desde que en el año 2005 se firmara el primer Convenio entre el Ente Vasco de la Energía –EVE- y el IDAE se han desarrollado dos programas Renove de Electrodomésticos consecutivos en Euskadi. El resultado conjunto supera los 118.000 aparatos electrodomésticos sustituidos por otros altamente eficientes gracias a lo cual se ha obtenido un ahorro energético de 32.000.000 kWh/anuales. Esta reducción del consumo energético ha contribuido a reducir las emisiones de CO2 derivadas del uso de aparatos domésticos en Euskadi en 12.000 toneladas al año. Las ayudas económicas realizadas hasta la fecha para la consecución de estos resultados superan ya los 8 millones de euros, y cabe destacar que se ha contado con la colaboración de 554 comercios de toda Euskadi para la promoción y venta de electrodomésticos más eficientes.

El nuevo Plan Renove de electrodomésticos 2008 mantiene una línea de actuación similar a los anteriores y cuenta con un presupuesto de 3.200.000 euros para incentivar la sustitución de frigoríficos, lavadoras, lavavajillas y congeladores poco eficientes por otros de alta eficiencia energética y bajo consumo como son los que tienen la clasificación energética A o superior. Las ayudas varían según el tipo de electrodoméstico tal y como se refleja en la siguiente tabla:

Mediante esta ayudas se quiere fomentar la adquisición de equipos de clase A compensando su mayor coste. Debe considerarse, además, que al consumir menos energía eléctrica y agua estos equipos se amortizan en aproximadamente 4 años y reducen considerablemente la factura energética de las viviendas. En este sentido, cada electrodoméstico de clase A o superior ofrece un ahorro medio de 35 euros anuales y, además, su vida útil es superior dada la mayor calidad de sus componentes.

Proceso de sustitución controlado

El proceso para acogerse a estas ayudas es muy simple. Los compradores que quieran sustituir sus electrodomésticos antiguos deben acudir a un comercio adherido al Plan Renove de Electrodomésticos, identificado visiblemente como tal con la imagen de la campaña, y elegir un electrodoméstico de las características señaladas. El propio comercio será quien aplique directamente el descuento en el precio final y quien tramite toda la documentación con el EVE.

El comercio instalará el nuevo equipo y se encargará de retirar el aparato sustituido para entregarlo a un gestor autorizado o bien a un sistema integrado de gestión (SIG) del que deberá obtener un certificado de entrega. El EVE exigirá al comercio este certificado para abonarle el descuento que previamente aplicó al electrodoméstico. Este requisito será obligatorio e imprescindible para mantener la colaboración con el EVE.

Renove de ventanas

Como novedad dentro de las actuaciones puestas en marcha en 2008 para el ahorro energético en las viviendas, el Plan Renove de Ventanas tiene como objetivo incentivar la sustitución de ventanas poco aislantes por otros cerramientos más aislantes y que contribuyan a reducir el consumo energético derivado de la calefacción. Las nuevas ventanas deberán tener doble acristalamiento y rotura de puente térmico para garantizar un óptimo aislamiento del exterior.

Según los estudios realizados, la sustitución de ventanas puede reportar un ahorro energético medio de 1.400 kWh/anuales, o lo que es lo mismo, reducir anualmente entre 150 y 200 euros la factura energética derivada de la calefacción. Este ahorro supone también reducir las emisiones de CO2 hasta en 800 kg/año. Las ayudas previstas alcanzan hasta los 1.650 euros por cada vivienda, y la solicitud se tramitará directamente a través del EVE.

Todas estas iniciativas se enmarcan en las actividades desarrolladas por el EVE para la reducción del consumo de energía en Euskadi. La Estrategia Energética Vasca al año 2010 establece unos objetivos de ahorro energético globales de 975.000 tep/año (toneladas equivalentes de petróleo) por lo que se están desarrollando múltiples actuaciones para reducir el consumo energético en todos los sectores, tanto en las industrias como en el transporte y también en el sector residencial y en el terciario.

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 1183

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE