X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.
banner

NOTICIAS

El Plan de Acción Nacional de Energías Renovables destaca la labor de las cementeras.

Compartir: 

La Fundación laboral del Cemento y el Medio Ambiente, Fundación CEMA, viene destacando desde diferentes foros la necesidad de desarrollar energías renovables, en concreto las derivadas de Residuos Sólidos Urbanos, RSU, como apuesta prioritaria para lograr una mayor eficiencia energética y disminuir los gases de efecto invernadero que provocan estos residuos si no son gestionados de manera eficaz.

En este mismo sentido se acaba de pronunciar el Plan de Acción Nacional de Energías Renovables, PANER, que enfatiza el potencial de la biomasa como una fuente de energía renovable equiparable a la solar o la eólica: “La fracción biodegradable de los residuos municipales e industriales es fuente renovable de energía” (Directiva 2009/28/CE).

A partir de la puesta en marcha del Plan, se prevé un gran avance en el uso de esta fuente de energía renovable, en concreto para residuos procedentes de Residuos Sólidos Urbanos, sometidos a un tratamiento para separar las fracciones reciclables y obtener un combustible preparado. El Plan destaca, en numerosas ocasiones, la labor de las cementeras en este apartado. El sector cementero, explica el texto “destaca frente a otras industrias en gestión de los residuos, habiendo logrado notables disminuciones de gases de efecto invernadero mediante la sustitución de una parte de los combustibles fósiles empleados tradicionalmente por el sector (coque de petróleo normalmente), por combustibles obtenidos a partir de residuos”

En cuanto al uso de estos CDR (combustibles derivados de residuos) y CSR (combustibles preparados a partir de residuos no peligrosos para su valorización energética en plantas de incineración y coincineración), el PANER destaca que el principal consumidor a nivel europeo es el sector cementero, aunque otros sectores, como el de las centrales térmicas de carbón o el papelero, también tienen experiencia en materia de valorización energética de residuos: “en el año 2008, la sustitución en términos energéticos de combustibles fósiles por CDR y/o CSR en el sector cementero europeo alcanzó el 21%. El porcentaje de sustitución varía mucho de un país a otro: así, mientras España, Italia o Polonia tienen porcentajes de sustitución inferiores al 10%, países como Alemania, Bélgica, Suecia, Finlandia o Austria tienen valores superiores al 50%, siendo particular el caso holandés, con más de un 80% de sustitución”.

La aplicación energética de estos residuos es su uso como combustibles alternativo en hornos industriales y, en este sentido, el sector cementero español se sitúa como el principal consumidor. El combustible convencional mayoritariamente usado es el coque de petróleo, que en 2010 fue sustituido en un 15,6% por residuos. De este porcentaje, alrededor del 54% es biodegradable. Esta sustitución supuso para la industria un ahorro energético de 300 kilotoneladas equivalentes de petróleo: es decir, el consumo energético anual de cerca de 430.000 hogares o, su equivalente, un ahorro de CO2 de 488.666 toneladas, lo que en tiempos de crisis como el que atravesamos es muy significativo.

Los principales combustibles empleados son neumáticos usados, aceites y disolventes, harinas cárnicas y combustibles procesados a partir de la fracción rechazo de las plantas de tratamiento de envases, de las plantas de tratamiento mecánico-biológico de residuos domésticos o de lodos de EDAR. El hecho de que muchos de los residuos utilizados en las cementeras sean totalmente biomasa (restos de madera, lodos depuradora, harinas cárnicas) o con un contenido parcial de biomasa (como los neumáticos usados) es muy significativo puesto que la utilización de combustibles con biomasa se considera neutra en cuando a sus emisiones de CO2.

Hay que destacar no obstante que el sector, desde el momento en que opta por usar combustibles derivados de residuos o combustibles sólidos recuperados, también se ve afectado por el Real Decreto 653/2003, viéndose obligado a cumplir con requisitos medioambientales más exigentes que si tan solo emplease combustibles fósiles como el coque de petróleo.

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 1184

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

banner

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE