X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.
banner

NOTICIAS

En la recta final del proyecto Renaissance, los técnicos de Lyon y Zaragoza debaten sobre construcción y rehabilitación bioclimática.

Compartir: 

A punto de concluir el proyecto europeo Renaissance, en el que ha participado Zaragoza, junto la ciudad francesa de Lyon, y la región italiana de Lombardía, para aplicar los criterios bioclimáticos a la construcción y a la rehabilitación de viviendas, la capital aragonesa organiza hoy, jueves, 6 de mayo, un encuentro internacional dirigido a promotores y técnicos zaragozanos y lyoneses para debatir sobre los criterios de la edificación sostenible.

La jornada, que se desarrollará en Valdespartera, quiere facilitar el conocimiento y la relación entre las partes implicadas y, sobre todo, pretende que las empresas y los técnicos compartan sus experiencias y puedan enriquecer sus proyectos y sus conclusiones. "Queremos que las entidades que han materializado el proyecto se relacionen, porque será la manera de garantizar que puedan seguir avanzando en ese camino, especializándose y aportando soluciones similares en otros puntos de Europa", señala la Concejala de Medio Ambiente y Sostenibilidad, Lola Campos.

Soluciones prácticas

Renaissance se definió desde el principio como una fórmula adecuada para buscar soluciones prácticas a las necesidades energéticas locales. Así se han aplicado soluciones innovadoras en las tres zonas que han participado (Zaragoza, Lyon y Lombardia), compartiendo experiencias en la puesta en marcha de de dos barrios nuevos, creados sobre la base de la edificación bioclimática, la utilización de energías renovables para hacer frente a las necesidades públicas de energía y la rehabilitación de edificios aplicando estos mismos criterios, además de incentivar la investigación, la formación y la difusión de estos criterios.

Este programa, integrado en la iniciativa Concerto, ya aporta resultados, que se quieren extrapolar a otros puntos de la UE, y además se ha adelantado a las formas de actuar que va a generalizar la UE en los próximos años. De hecho, el trabajo del proyecto Renaissance, basado en el ahorro energético, la utilización de renovables y de criterios bioclimáticos a la hora de construir o de rehabilitar una vivienda, ha sido precursor del espíritu del Código Técnico de la Edificación que persigue ahorros del 40% en las viviendas de nueva planta y del 30% en las rehabilitadas.

Renaissance también ha sido el embrión de nuevas normas que generalizará la UE en 2020, y que obligarán a todos los edificios a ser autosuficientes desde el punto de vista de la energía. "De esta manera, Renaissance ha conseguido además de llevar a buen puerto todas las iniciativas que pusimos sobre el papel, perfilar nuevas normas y procedimientos que deben de propiciar una mayor sostenibilidad en nuestras ciudades" recalcó Campos.

Elemento diferenciador

En Zaragoza, el proyecto Renaissance ha permitido construir 616 viviendas en Valdespartera con criterios bioclimáticos, así como un centro de monitorización, para conocer los resultados y los comportamientos de estos inmuebles. Además, se han rehabilitado 360 viviendas del Picarral, integradas en un conjunto residencial creado entre los años 1945 y 1960. Esta acción, que ha funcionado como un elemento diferenciador de Zaragoza, ha jugado un papel muy destacado en esta experiencia, vinculando la innovación en materia energética al ámbito de la recuperación de edificios. Finalmente, se ha optado por llevar estas nuevas orientaciones en la construcción a un edificio público, como el colegio Cándido Domingo, también en el Picarral, generando ahorros y un mayor bienestar a la comunidad educativa que trabaja en este centro.

En la materialización de este proyecto, la Universidad de Zaragoza ha tenido también un importante protagonismo a través del apoyo que ha prestado el grupo de edificación sostenible.

Viviendas rehabilitadas en Picarral

En las 360 viviendas del Picarral, los trabajos, que ha liderado Zaragoza Vivienda, se han basado en la mejora del aislamiento de las cubiertas y las fachadas de los edificios, sustituyendo las bajantes y la carpintería e introduciendo energías renovables, a través de la colocación de paneles solares en las azoteas, para asegurar la producción de agua caliente sanitaria, y placas fotovoltaicas para producir energía eléctrica. Asimismo se ha aprovechado para eliminar las barreras arquitectónicas de estos inmuebles, instalando ascensores. De la misma manera se ha centralizado el sistema de agua y calefacción y los contadores de gas, agua y electricidad.

Los residentes en estas viviendas han recibido también información y formación para poder utilizar los nuevos dispositivos de sus domicilios, de manera que se pueda registrar un ahorro térmico del 46% y un 23% de ahorro eléctrico. Este resultado supondrá dejar de emitir 927 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Viviendas nuevas en Valdespartera

También Zaragoza Vivienda se ha implicado de lleno en este proyecto, creando 616 viviendas de nueva factura en un barrio que ya se distingue por sus fines bioclimáticos. En este ámbito se consigue ya un 54% de ahorro térmico y 41% de ahorro eléctrico. Esta espectacular reducción de la dependencia de la energía convencional se consigue por la orientación de los edificios, la colocación de pantallas frente a los vientos dominantes, el ahorro de agua de riego, la realización de cubiertas planas para favorecer la colocación de paneles térmico solares, y el empleo de aislamientos, entre otros.

Además, el correcto manejo de los elementos que caracterizan estas casas supone una acentuación de los ahorros. Por ejemplo, el correcto uso de las galerías acristaladas en la fachada sur puede suponer un ahorro del 27% de energía durante el invierno. La colocación de cortinas en estas galerías en verano conlleva ahorros energéticos del 25%, aunque se desaconseja su uso en invierno.

Si se combinan todas las acciones previstas para hacer un uso eficiente del edificio y se compara con un inmueble con las mismas características que cumpla con el Código Técnico de la Edificación, se pueden alcanzar ahorros de hasta el 60%.

Además en Valdespartera se levantó un centro de monitorización que se dirige a sensibilizar y formar a los ciudadanos sobre los edificios bioclimáticos, permitiendo comparar los resultados de los mismos con los tradicionales. Los resultados se conocen estudiando los datos que aportan las sondas de temperatura y humedad, que envían también registros sobre la ventilación y permiten saber cuál es el comportamiento de los pisos. El propio centro es un ejemplo de edifico bioclimático, previendo un ahorro de CO2 de 37 toneladas.

Adecuación del colegio

De la misma manera se quiso incluir un colegio de educación primaria en la experiencia zaragozana para acercar el beneficio de las energías alternativas a un edificio público. Al igual que las viviendas que se han rehabilitado, el colegio se ubica en el barrio del Picarral. Las instalaciones fueron construidas en 1970 y se ampliaron en 1989. La intervención que se ha desarrollado ha consistido en la mejora del aislamiento del centro docente, actuando tanto en el muro exterior, como en la sustitución de ventanas y en la colocación del falso techo en el porche. Además se han instalado placas fotovoltaicas en la cubierta con una potencia de 18 kw.

De la misma manera se ha desarrollado un programa de sensibilización y educación ambiental dirigido a la comunidad educativa y a las familias a través del programa de educación ambiental Stop al CO2.

Con esta rehabilitación se estima que se consigue un ahorro de un 51,4 % de ahorro de demanda energética y un ahorro de 171 Mwh, lo que supone evitar que se viertan a la atmósfera 49 toneladas de CO2 al año.

La suma de efectos de los tres proyectos que se han desarrollado en Zaragoza permitirá evitar que 5.000 toneladas de CO2 se viertan a la atmósfera cada año. El Ayuntamiento trabaja en distintos frentes para reducir la presencia de gases de efecto invernadero. La fecha de referencia es la de 2015 cuando deberá cumplirse el objetivo general de reducir en un 30% las emisiones de CO2. Las actuaciones energéticas y las que tienen que ver con el Plan de Movilidad Sostenible serán las encargadas de conseguir estos objetivos.

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 1184

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE