X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.
banner

NOTICIAS

Iberdrola Renovables inicia las pruebas de la planta de energía de las olas de Santoña (Cantabria).

Compartir: 

Iberdrola Renovables ha iniciado la fase de pruebas de la planta piloto de energía de las olas de Santoña (Cantabria), que se convertirá en la primera de este tipo puesta en marcha en Europa.

La Compañía ha empezado a probar en tierra el funcionamiento de los componentes internos de la primera boya, fabricados en Estados Unidos y denominados Power Take Off (PTO). Los PTO son los módulos a través de los cuales se capta y transforma la energía de las olas para almacenarla y, posteriormente, evacuarla en condiciones óptimas. Dichos módulos se introducen e instalan en un compartimento cilíndrico estanco -el fuste de la boya- de 20 metros de longitud.

Las pruebas consisten en la inspección de los componentes, la evaluación de las funciones individuales de cada uno de los sistemas y la prueba de resistencia final, en la que los módulos se conectan uno a otro y se simulan las condiciones de operación a las que la boya tendrá que hacer frente en el mar, con oleajes de diferente intensidad.

Tras realizar las tramitaciones necesarias, Iberdrola Renovables finalizará la fase de pruebas de los PTO este mes y llevará a cabo próximamente, siempre en función de las condiciones meteorológicas, el despliegue de la boya en alta mar, con el objetivo de que esté operativa a lo largo del primer semestre de este año.

La instalación se ubicará a cuatro kilómetros de la costa de Santoña y estará compuesta por 10 boyas con baliza. En una primera fase se instalará una boya de 40 kW de unos diez metros de diámetro, sujeta mediante tres boyas semisumergidas ancladas al fondo marino a una profundidad de alrededor de 50 metros. Las restantes nueve boyas, previstas para una fase posterior, cuentan con una potencia inicial de 125 kW. Cuando se encuentren en funcionamiento las 10 boyas, la producción eléctrica anual de esta planta equivaldría aproximadamente al consumo doméstico de unos 2.500 hogares.

La empresa conjunta que está desarrollando la planta, denominada IBERDROLA Energías Marinas de Cantabria, S.A., está participada por la Compañía (60%), TOTAL (10%), OPT (10%), el Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético, IDAE (10%), y la Sociedad para el Desarrollo de Cantabria, SODERCAN (10%). El presupuesto de la primera fase, que incluye la infraestructura eléctrica marina, asciende a unos 3 millones de euros.

Proyectos de energía marina en Escocia

A este proyecto pionero en Cantabria se suma la planta de energía de las olas que Iberdrola Renovables está desarrollando frente a las Islas de Orkney, al norte de Escocia, que se convertirá en la más grande del mundo por capacidad instalada (3 MW).

El complejo estará formado por cuatro generadores flotantes Pelamis de 160 metros de longitud, denominados serpientes marinas, con una potencia de 750 kW cada uno y que aprovecharán el movimiento de las olas para generar electricidad. Escocia, junto con España, es uno de los territorios que más recursos potenciales dispone de esa fuente renovable, que se estima podría ofrecer una oportunidad industrial de las dimensiones del petróleo del Mar del Norte.

Como pionera en el desarrollo de la tecnología marina, Iberdrola participa, a través de su filial ScottishPower, en otro proyecto consistente en el desarrollo de un prototipo para aprovechar la energía de las mareas, que también se ubicará en aguas escocesas. El complejo, impulsado junto a la compañía noruega Hammerfest Strom, servirá de referente para establecer el potencial de esta tecnología y su impulso en el resto de la región y a nivel global.

Iberdrola Renovables, que consolidó a lo largo del pasado año su liderazgo a la cabeza del sector eólico mundial por potencia instalada, ya cuenta con 4.570 MW de capacidad en España, de los que 4.228 MW son eólicos.

El parque de producción en España, que se reparte por 13 comunidades autónomas y que en 2007 ha incorporado 577 MW, se distribuye así: 1.881 MW se sitúan en Castilla-La Mancha; 918 MW en Castilla y León; 593 MW en Galicia; 391 MW en Andalucía; los 262 MW citados en Aragón; 248 MW en La Rioja; 82 MW en el País Vasco; 76 MW en la Región de Murcia; 56 MW en la Comunidad Valenciana; 44 MW en Navarra; 14 MW en Cantabria; 5 MW en Extremadura y 1 MW en la Comunidad de Madrid.

El Grupo alcanzó una potencia instalada en todo el mundo de 7.704 MW** (+ 19,5% en términos homogéneos) al cierre de 2007, cifra que representa un incremento del 74% respecto a los 4.434 MW con los que finalizó 2006. De esta capacidad, 7.362 MW corresponden a parques eólicos y 342 MW a centrales minihidráulicas. Asimismo, IBERDROLA RENOVABLES cerró 2007 con una cartera de proyectos de más de 42.000 MW, cifra que supone multiplicar por 2,3 los 18.431 MW con los que culminó el ejercicio anterior y que representa una excelente plataforma de crecimiento futuro.

* Fuente: New Energy Finance (Mayo 2007)

** Incluye 606 MW propiedad de un tercero bajo contrato de venta de energía

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 1183

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE