X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.
banner

NOTICIAS

Se presenta el Plan 2008-2012 para el Uso Sostenible de la Energía y Prevención del Cambio Climático de la ciudad de Madrid.

Compartir: 

El Gobierno de la Ciudad de Madrid ha dado un importante paso para la mejora del medio ambiente, con un paquete de medidas que van más allá de los objetivos establecidos en Kioto. El alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, ha presentado 55 medidas que van a permitir reducir en los próximos cinco años un 14% la emisión de gases de efecto invernadero respecto a los valores registrados en 2004. Estas actuaciones constituyen el Plan para el Uso Sostenible de la Energía y Prevención de Cambio Climático, que se ejecutará entre 2008 y 2012 y que ha sido definido por Ruiz-Gallardón como “un compromiso de futuro, cuyos efectos se extienden no sólo a las futuras generaciones que habitarán esta ciudad, sino a las que habitarán todo el planeta”.

Plan 2008-2012 para el Uso Sostenible de la Energía y Prevención del Cambio Climático de la ciudad de Madrid.

Más de 101 millones de euros se han presupuestado para la puesta en marcha de las 55 medidas, de las cuales 15 tienen carácter transversal, otras 19 afectan al sector residencial y comercial, y 9 están destinadas al transporte. Una de las más importantes será creación de la Agencia Local de la Energía, a la que se le encomendará la gestión del Plan y el desarrollo de la innovadora Ordenanza para el Uso Eficiente de la Energía. Además, se pondrá en marcha una red de suministro de biocombustibles, se ampliará la masa forestal en 1,5 millones de árboles, se creará la certificación energética de edificios y empresas, y se impulsarán programas para la conservación y fomento de la diversidad.

El Ayuntamiento no parte de cero en la implantación de criterios para lograr el desarrollo sostenible. La preocupación del Gobierno de la ciudad por reducir el impacto de la intensa actividad de Madrid ya se traduce en una eficiencia muy superior a la media de España. Entre 1990 y 2007, el PIB de la ciudad ha crecido un 83,2%, mientras que la media nacional se ha situado en el 71,5%. Este dato tiene más valor si se relaciona con el incremento en las emisiones de gases de efecto invernadero en el periodo 1990-2004, que en el caso de Madrid no ha superado el 15%, tres veces por debajo de la media del país, que ha alcanzado el 47%. “En Madrid -ha señalado el alcalde- no sólo hemos sido capaces de generar más progreso, sino que, en proporción, hemos conseguido reducir sus efectos negativos sobre el medio ambiente”.

Las emisiones de dióxido de carbono de la ciudad son de 5 toneladas anuales por habitante, menos de mitad de las 10,8 toneladas por habitante en el caso de España, y de hasta 11,1 en el conjunto de la Unión Europea. De hecho, la aportación de Madrid al total de emisiones que genera España ha pasado del 4,5% en 1990 al 3,6% en 2004. “Estos datos -señaló Ruiz-Gallardón- son los que nos permiten afirmar que Madrid está en mejor disposición que la mayoría de las ciudades de España de cumplir el objetivo de Kioto, que limita el aumento de los gases efecto invernadero entre 1990 y 2012 a un 15%”.

Estos datos han llevado al Gobierno de la ciudad a ir más allá de lo establecido en dicho tratado y a asumir el compromiso para 2012 de disminuir aún un 1% las emisiones de gases de efecto invernadero generadas en 1990. Eso significa que durante los próximos cinco años se reducirán los valores registrados en 2004 en un 14%.

Reducción de emisiones

Las políticas medioambientales del Ayuntamiento de Madrid durante los últimos años han logrado que dejen de emitirse 2,6 millones de toneladas de gases contaminantes al año. Además, la completa ejecución del Plan que hoy ha presentado el alcalde, permitirá ahorrar cerca de otras 700.000 toneladas, hasta rebajar en 3,3 millones las toneladas que emitiría Madrid en caso de no haber hecho de la lucha contra el cambio climático uno de sus compromisos más firmes. “Si no hubiéramos asumido esa responsabilidad -recalcó el alcalde- Madrid alcanzaría en 2012 los 16,3 millones de toneladas, muy por encima de las cerca de 15,2 que establece como límite el Acuerdo de Kioto”.

Las estimaciones para los próximos años son muy positivas. En 2012 Madrid emitirá poco más de 13 millones de toneladas, 2,1 millones por debajo de tope establecido por Kioto. Asimismo, el Plan permitirá que la ciudad cumpla los objetivos fijados por la Unión Europea más allá de 2012, como la reducción de los gases de efecto invernadero que se generaban en 2004 en un 20% antes de 2020, y hasta en un 50% antes de 2050.

Las actuaciones harán también de Madrid una ciudad menos dependiente energéticamente y dotada con una red de suministro más eficiente, que aumentará su capacidad para absorber dióxido de carbono, y mejorará su potencial para gestionar y obtener recursos de los residuos urbanos.

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 1182

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE