X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.
banner

ARTICULOS

San Mamés, el primer campo europeo en conseguir la certificación LEED

Integrado en la trama urbana de Bilbao, este estadio destaca por su sistema de iluminación dinámico LED y un ahorro del 47% de agua potable.

Compartir: 

El nuevo estadio de fútbol de San Mamés, ubicado en la villa de Bilbao y sede del Athletic Club, ha sido galardonado con la certificación de edificación sostenible LEED (Leadership in Energy and Enviroment Design) convirtiéndose así en el primer campo de fútbol europeo en conseguir esta certificación.

San Mamés consigue la certificación LEED.

Esta certificación valora la sostenibilidad en base a categorías de integración en parcela, ahorro de agua y energía, calidad del ambiente interior e innovación en un estadio diseñado por el arquitecto César Azkarate y construido por la ingeniería ACXT-IDOM, a fin de adaptarse a la nueva normativa de seguridad y satisfacer la necesidad de aforo de los seguidores del Athletic de Bilbao y sus contrincantes, llegando a lazs 53.000 localidades.

El nuevo estadio San Mamés aumenta su aforo.

La construcción del estadio se ha desarrollado bajo la premisa de construir el nuevo estadio junto al antiguo, conocido como 'La Catedral', destacando su integración en la trama urbana. Es por esto que su diseño se ha tenido muy en cuenta la concepción del volumen construido como edificio urbano, en relación con los demás y no como mera instalación deportiva, lo que le ha permitido ser un nuevo eje vertebrador del cambio urbanístico de Bilbao.

Integración urbana de Sana Mamés.

Así, se han tenido en cuenta aspectos como el espacio que hay entre el perímetro del estado y la parte trasera del graderío que constituyen los espacios de circulación por los que se accede y regresa del graderío.

Su construcción en fases suponía que uno de los extremos del estadio permanecería abiero durante una temporada completa y por tanto, la construcción en 3/4 del Estadio debía ser sólida y autónoma desde un punto de vista estructural. La solución adoptada para la cubierta, apuntan desde IDOM, fue usar unas cerchas en voladizo de más de 50 m, dispuestas de modo radial.

Cubierta EFTE de San Mamés.

Este diseño fue ensayado en ambas configuraciones, con un extremo abierto durante la construccón, y con el estadio completo. La cubrición con cojines de ETFE ha permitido garantizar el buen equilibrio entre cargas estructurales y ligeras, el confort de los espectadores y el crecimiento del césped natural.

Además, los vestíbulos de circulación se han definido como áreas abiertas, con alto grado de ventilación, en las que el diseño de los paneles de la fachada ofrece cierta protección de los elementos atmosféricos. Este diseño ha permitido reducir los requerimientos de Climatización y Protección contra Incendios, con beneficios tanto en formas como en ahorro de costes y en reducción de tiempos de colocación.

Fachada del nuevo estadio San Mamés.

La solución completa se ensayó en túnel de viento para garantizar su comportamiento, además, se realizaron simulaciones informáticas de evaluación de los sistemas de Climatización y Protección contra Incendios.

Ahorros energéticos en San Mamés

El ahorro de energía ha sido un reto para un edificio que debe asegurar unas condiciones ideales para el desarrollo de los partidos, apuntan desde IDOM. El alto empleo de materiales reciclados y de origen local han permitido que disminuya de manera notable la huella ambiental del edificio así como la reducción de partículas novicas en el aire con el uso de materiales respetuosos con el medio ambiente.

Sistema de iluminación LED.

Además, se han conseguido importantes ahorros en iluminación y agua. En el primer caso, se ha optado por un  basado en el controlador Engine fx y el software Micro Video Converter, que permite multitud de posibilidades de ambientación en función del evento que se desarrolle en el estadio. Por otro lado, los paneles de ETFE que conforman la fachada también contribuyen al juego visual en lo que respecta a iluminación, puesto que cambian su color blanco por cualquier combinación de colores y formas que pueda plantearse.

Fachada iluminada de San Mamés.

Esta iluminación se ve aumentado con las 2.500 velas verticales sobre su fachada montadas con un diseño integrado por cinco anillos horizontales. Cada una de las velas, de cinco metros de alto y un giro de 90 grados, está iluminada por 17 módulos regulables Dot XL-6 RGB, de Traxon Technologies, filial de Osram.

El agua es otro de los aspectos que han contribuido a la obtención de la certificación LEED, ya que permite alcanzar un ahorro del 47% de agua potable respecto a un edificio de referencia con equipamiento estándar.

Estadio de San Mamés.

Así, estos aspectos de diseño, confort y seguridad han permitido que la UEFA califique a San Mamés con la Élite, la máxima calificación que capacita al estadio para albergar grandes eventos futbolísticos, tales como finales nacionales e internacionales.

ARTÍCULOS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> 41

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE