X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.
banner

NOTICIAS

Aguirre Newman y Garrigues Medio Ambiente crean "Espacio Sostenible" que garantizará la sostenibilidad del lugar de trabajo.

Compartir: 

La división de Arquitectura del grupo consultor inmobiliario Aguirre Newman y la consultora técnica y de gestión ambiental Garrigues Medio Ambiente han formalizado un acuerdo para desarrollar un producto, denominado ‘Espacio Sostenible’, que define y aplica parámetros ambientales que garantizan la sostenibilidad de los espacios de trabajo, tales como oficinas, hoteles o centros comerciales. Esta metodología ha derivado en el lanzamiento de un servicio de asesoría para las empresas que permite auditar e implantar estos criterios en los espacios en los que desarrollan su actividad diaria.

La aplicación de parámetros de sostenibilidad puede y debe alcanzar todas las fases del ciclo de vida del proyecto inmobiliario, desde el momento inicial de búsqueda de localización hasta el desmantelamiento final del inmueble, y así lo contempla ‘Espacio Sostenible’. El diseño, no obstante, es una fase singularmente crucial para la incorporación de medidas que fomenten la sostenibilidad, ya que determina y condiciona las actividades que se desarrollarán posteriormente, incluso las buenas prácticas ambientales en el funcionamiento diario de una oficina.

Pero los criterios ambientales, según están concebidos en ‘Espacio Sostenible’, son aplicables en todos los estadios de la promoción inmobiliaria, desde los pliegos de condiciones de contratación y, consecuentemente, en la selección de las empresas colaboradoras hasta la fase de uso del edificio. En este sentido, para aquellas empresas que disponen de un edificio u oficina en funcionamiento, ‘Espacio Sostenible’ ha desarrollado una metodología de trabajo específica que evalúa y cuantifica diferentes criterios de sostenibilidad y permite proponer mejoras que reduzcan los costes de mantenimiento del edificio.

Según Antonio Baena, socio director de Garrigues Medio Ambiente “al evaluar la sostenibilidad de un inmueble se deben tener en cuenta, entre otros, criterios relativos a la organización y gestión ambiental interna, el uso de materiales apropiados, la gestión energética, el control de las emisiones atmosféricas, el uso y consumo del agua, el medio natural y el ambiente de trabajo”. Por tanto, enfatiza Antonio Baena, “sólo desde una concepción amplia que integre todos los criterios de sostenibilidad y las fases del ciclo de vida del proyecto inmobiliario es posible abordar un proyecto de estas características”.

Por otra parte, el incremento de los costes de construcción derivado del diseño de edificios sostenibles se ve superado con creces por los beneficios, tanto intangibles como económicos, que se obtienen. Según el Green Office Buildings, organismo norteamericano que estudia y fomenta la edificación sostenible, el precio del metro cuadrado de un edificio sostenible se encarece, por término medio, entre 32 y 54 dólares en el momento de la construcción, en tanto que el beneficio económico que reporta la reducción de costes de mantenimiento a 20 años oscila entre 540 y 700 dólares por metro cuadrado. El ahorro en consumo energético, en concreto, puede llegar hasta el 30% respecto a una oficina convencional, al que hay que sumar las mejoras en consumo de agua y gastos de mantenimiento, la reducción de emisiones de CO2 al entorno y el incremento de la productividad y la salud de los usuarios de estos inmuebles.

Según Ángel Serrano, director general de Negocio de Aguirre Newman “un edificio sostenible se paga por sí mismo al permitir una mejora de la productividad de sus usuarios”. Un ambiente bioconfortable de trabajo, de hecho, es capaz de conseguir un aumento de la productividad de sus ocupantes de entre el 4% y el 8%, según datos del grupo consultor. Por tanto, añade Ángel Serrano, “el gran reto del sector inmobiliario pasa entonces por ofrecer edificios en los que apetezca estar y trabajar, ya que el confort, en el que tiene mucho que ver factores como la calidad del aire interior, la distribución de los espacios, la iluminación, la acústica o la tecnología, es uno de los pilares que sustentan la productividad de las empresas”.

La metodología de ‘Espacio Sostenible’, desarrollada por la división de Arquitectura de Aguirre Newman y Garrigues Medio Ambiente, puede aportar mejoras en todas las fases del ciclo inmobiliario, a través de diferentes servicios, tales como auditorías energéticas, planes de eficiencia energética, estudios de viabilidad para la implantación de energías renovables en edificios, servicios en materia de gestión ambiental (auditorías ambientales, sistemas de gestión ambiental, estudios de minimización de residuos, etc.), servicios de urbanismo y edificación (arquitectura bioclimática, estudios de acústica interior, selección de materiales de edificación sostenibles, etc.) y servicios en materia de integración ambiental de infraestructuras (propuestas para atenuar el impacto visual, evaluación de impacto ambiental de infraestructuras, etc.).

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 1183

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE