X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.
banner

NOTICIAS

Antiguos vertederos de escombros de la Comunidad de Madrid han sido convertidos en zonas verdes con árboles autóctonos.

Compartir: 

La Comunidad de Madrid convierte 30 vertederos de residuos inertes, fundamentalmente procedentes de la construcción y demolición, que no se ajustan a la normativa medioambiental vigente en zonas verdes, recuperando así los terrenos afectados por los vertidos y llevando a cabo su integración paisajística. El Ejecutivo regional, a través de la Estrategia de Residuos (2006-2016), ha sellado y restaurado 17 vertederos municipales de inertes en los dos últimos años y, en la actualidad, está llevando a cabo la recuperación de otros 13 más. Todas estas actuaciones suponen una inversión que supera los 8 millones de euros.

El viceconsejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Manuel Beltrán en su visita a la zona verde de 1,5 hectáreas en la que se ha convertido el antiguo vertedero de Pedrezuela, destacó que “el Gobierno regional trabaja firmemente para acabar con los vertidos incontrolados de residuos en la Región y para devolver a los madrileños los paisajes naturales sin ninguna señal de contaminación ambiental”.

Para ello –aseguró Beltrán- “estamos desarrollando una pionera Estrategia de Residuos con la que creamos las infraestructuras necesarias para el tratamiento de todo tipo de desechos, incluido escombros, reduciendo a cero su vertido incontrolado. Junto a esto impulsamos campañas para concienciar a los madrileños de la importancia del reciclaje”.

Reciclado el 85% de escombros

El Gobierno regional, dentro de su Estrategia de Residuos, ha invertido 45 millones de euros en la puesta en servicio de los Complejos para el Tratamiento de Residuos de Construcción y Demolición de Navalacarnero, El Molar y Moralzarzal y tiene en fase de ejecución uno nuevo en Arganda del Rey con el objetivo de que todos los desechos que se generan en las obras sean aprovechados. Con estas infraestructuras, la Comunidad de Madrid prevé gestionar más de un millón de toneladas anuales de residuos inertes. Ya en 2007, las plantas en funcionamiento recibieron más de medio millón de toneladas de desechos de construcción y demolición, de las que fueron recicladas alrededor de un 85%, unas 425.000 toneladas.

En estas plantas se separan de los escombros los materiales reciclables, como la madera, acero, papel o el plástico y con el resto de desechos se obtienen, tras su filtrado y machaqueo, áridos de distinto grano que se utilizan para la construcción de carreteras y jardinería. La Estrategia de Residuos de la Comunidad impulsa, desde su Plan Regional de Residuos de Construcción y Demolición, la clausura, sellado y restauración de todos los vertederos de desechos inertes no adaptables al cumplimiento de la normativa vigente.

El Ejecutivo regional lleva a cabo, a través de la empresa pública GEDESMA, los trabajos necesarios para transformar estos vertederos en espacios naturales completamente integrados en su entorno, para el disfrute de los madrileños. Esta actuación comprende la limpieza previa del área afectada, los movimientos de tierra para lograr un relieve final del vertedero acorde con el entorno, el acondicionamiento de una red de drenaje, la creación de taludes y plataformas para la revegetación, así como el trabajo final de plantación de especies arbustivas y arbóreas.

La actuación de restauración de los vertederos se completa con la instalación de paneles informativos y el desarrollo de campañas de información sobre las alternativas para la eliminación de residuos, indicando a los ciudadanos las infraestructuras disponibles próximas al antiguo vertedero.

La Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio ha llevado a cabo en los dos últimos años el sellado y restauración de 17 vertederos en los municipios de Navalcarnero, Pinto, San Martín de Valdeiglesias, Arganda del Rey, Colmenarejo, Fresnedillas de la Oliva, Villanueva de Perales, Villa del Prado, Villamanta, Colmenar del Arroyo, Villarejo de Salvanés, Lozoya, La Serna del Monte, Pedrezuela, Lozoyuela, Bustarviejo y Garganta de los Montes.

Actualmente se están restaurando los vertederos de Cercedilla, Cadalso de los Vidrios, Valdelaguna, Cenicientos, Valdaracete, Montejo, Brea de Tajo , Carabaña , Navalafuente , Chinchón , Valdilecha , Ambite y Colmenar de Oreja.

Más de 180 árboles y arbustos autóctonos

El viceconsejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio pudo comprobar cómo se ha eliminado el impacto ambiental y visual que provocaba el antiguo vertedero de Pedrezuela creando una nueva zona verde para los ciudadanos de este municipio. La Comunidad, en colaboración con este Ayuntamiento, ha promovido la obra de sellado y restauración para convertir esta área degradada en una zona verde de 1,5 hectáreas.

El antiguo vertido ha sido sustituido por un espacio natural en el que se han plantado más de 180 árboles y arbustos de especies autóctonas y se han sembrado 24.500 metros cuadrados con gramíneas, leguminosas y matorral. Para la restauración de la zona degradada ha sido necesario el sellado del vertedero con tierras especiales tras una limpieza selectiva de los residuos depositados. En el sellado se han suavizado las pendientes con aporte de tierras para garantizar la seguridad y estabilidad de la zona.

Todas estas actuaciones han supuesto una inversión de 220.000 euros, cofinanciados por la Unión Europea y el Gobierno regional.

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 1182

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE